Destacada

Conferencia: Aprendiendo de la Neurociencia a como manejar el estrés de forma saludable

Reunion Mensual
Dia: 07 de octubre
Hora: 4.00 p.m
Modalidad Virtual
Conferencia: Aprendiendo de la Neurociencia a como manejar el estrés de forma saludable
Conferencista: licda. Jenny Mora Vargas. Psicogerontologa. Vicepresidente ASCADA. Conferencista Nacional e Internacional.
Inscripciones al 61862745.

Contribución Voluntaria Sinpe Movil 83091010
Redes Sociales: ASCADACR

https://ascadacr.wordpress.com/donaciones/

La soledad en la tercera edad: ¿Cómo afecta a nuestros adultos?

La soledad en la tercera edad es uno de los grandes enemigos del bienestar de los adultos  mayores. La amargura y la tristeza roban las ganas de vivir a muchas personas mayores que se sienten solas. En este sentido, conviene tener en cuenta que la sociedad y el modelo de familia han dado un giro importante en las últimas décadas. Por ello, conviene hacer autocrítica. 

Es importante entender que la soledad significa sentirse solo independientemente de la cantidad de contactos sociales. El aislamiento social es la falta de conexiones sociales. El aislamiento social puede causar soledad en algunas personas, mientras que otras pueden sentirse solas sin estar socialmente aisladas.

El aislamiento social es un problema grave y habitual en la vejez. Muchos ancianos sienten falta de compañía, afecto y apoyo, que se agrava por la carencia de relaciones sociales de calidad. Esto aumenta el retroceso mental e inmunitario durante esta fase de la vida, a pesar de haber mantenido una vida social normal durante las etapas vitales anteriores.

Identificando la soledad

La soledad se puede presentar en diferentes formas que requieren respuestas, esfuerzos y estímulos diferentes. Podemos catalogar la soledad en 3 diferentes tipos:

Soledad emocional: ocurre cuando alguien siente la falta de relaciones íntimas. Soledad social: es la falta de contacto satisfactorio con miembros de la familia, amigos, vecinos u otros miembros de la comunidad.

Soledad colectiva: es el sentimiento de no ser valorado por la comunidad en general.

Identificar el tipo de soledad que sienten nuestros ancianos es clave para poder promover relaciones de calidad  lograr que nuestros esfuerzos para ayudarlos sean lo que realmente necesitan.


Sentirse aislado de los demás puede interrumpir el sueño, aumentar la presión arterial, incrementar el aumento matutino del cortisol (hormona del estrés), alterar la expresión génica de las células inmunitarias, aumentar los niveles de depresión y reducir el estado de bienestar subjetivo general.

Riesgos de la soledad en nuestros mayores

  • El sentimiento de soledad extrema puede aumentar en un 14 % las probabilidades de muerte prematura de las personas mayores, según una investigación realizada por John Cacioppo, profesor de psicología en la Universidad de Chicago y uno de los principales expertos sobre la soledad en Estados Unidos
  • El aislamiento social aumenta significativamente el riesgo de una persona de morir prematuramente por todas las causas, un riesgo que podría rivalizar con el del tabaquismo, la obesidad y la inactividad física.
  • El aislamiento social se asoció a un aumento de casi el 50 % del riesgo de demencia.*
  • Las relaciones sociales escasas (caracterizadas por el aislamiento social o la soledad) se asociaron a un aumento del 29 % del riesgo de enfermedad cardiaca y a un aumento del 32 % del riesgo de accidente cerebrovascular.*
  • La soledad se asoció a mayores tasas de depresión, ansiedad y suicidio.

¿Sabes como se sienten los adultos mayores en tu familia? Quizá es hora de conversar y convivir más.

Un video a modo de reflexión:

* National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. 2020. Social Isolation and Loneliness in Older Adults: Opportunities for the Health Care System. Washington, DC: The National Academies Press.

¿Qué es el deterioro cognitivo leve?

El deterioro cognitivo leve (DCL) es un estado intermedio entre el deterioro cognitivo esperado debido al envejecimiento normal de una persona y el deterioro más grave que puede llevar a un posible desarrollo de una demencia mental.

¿Representa esto un problema?

Puede implicar problemas con la memoria, el lenguaje y el pensamiento. Sin embargo, la persona sigue siendo independiente para llevar a cabo sus actividades y normalmente no experimentan confusión ni desorientación.

Síntomas

  • Olvidar las cosas con más frecuencia, por ejemplo: eventos o compromisos sociales.
  • Presión al momento de tomar decisiones, planificar pasos para realizar una tarea o comprender instrucciones.
  • Un poco de dificultad en entornos familiares.
  • Comportamiento más impulsivo o un sentido de la realidad cada vez mas deteriorado.

¿Tiene el deterioro cognitivo leve relación con el Alzheimer?

No, la persona que experimenta un deterioro cognitivo leve no necesariamente va desarrollar una demencia, sin embargo, es importante mencionar que la enfermedad del Alzheimer como otras demencias pasan por esta etapa inicial. 

Factores de riesgo

Las factores más importantes son:

  • Una edad mayor.
  • Enfermedades y factores como: diabetes, tabaquismo, presión arterial alta, colesterol elevado, obesidad, depresión, sedentarismo, entre otras.

Lamentablemente no existe cura para el desarrollo de estas demencias, la Organización Mundial de la Salud recomienda:

  • Realizar actividad física de forma regular
  • Dejar de fumar
  • Llevar a cabo una alimentación saludable
  • Cultivar las relaciones sociales
  • Evitar el sobrepeso, los altos niveles de colesterol y el consumo de alcohol.

Fuente

Fundación Pasqual Maragall

https://blog.fpmaragall.org/que-es-el-deterioro-cognitivo-leve

Mayo Clinic

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/mild-cognitive-impairment/symptoms-causes/syc-20354578

Beneficios de las mascotas en adultos mayores: Perros de compañía

Los perros de compañía pueden suponer un cambio importante en la vida del adulto mayor, aporta vitalidad y compañía, disminuyendo la sensación de soledad y tristeza

Uno de los aspectos más importantes para valorar el efecto positivo que tienen los animales en las personas mayores es la reducción paulatina de responsabilidades que experimentan los ancianos con el paso del tiempo; pasando de ser una persona activa con un trabajo, una familia a la que cuidar y una vida social que mantener, a vivir una vida de sedentarismo e inactividad que en muchas ocasiones les hace sentir inútiles generando sentimiento de tristeza. En este sentido, tener un animal a su cuidado les ayuda a sentir que siguen teniendo un compromiso y un papel importante en la vida de su mascota, lo que es muy beneficioso para su autoestima. Además, tener que sacarle a pasear les hace mantenerse activos y evita que se aíslen dentro de las paredes de su hogar.

Beneficios reales que aportan los perros a nuestros adultos mayores:

Aumentan la seguridad

Los ancianos que viven solos suelen convivir con algunos riesgos habituales al tener algunas de sus capacidades de movilidad o atención un poco mermadas, por lo que los perros pueden alertar a los vecinos con sus ladridos en caso de  caída o alguna circunstancia extraña. En este caso, los perros entrenados pueden ser de gran ayuda, ya que pueden dar una señal de alerta si se da determinada situación 

Reducen el estrés

Convivir con una mascota reduce el estrés, sea un perro o cualquier otro animal. Está demostrado que por ejemplo observar nadar a los peces, escuchar el ronroneo de un gato o cantar a un pájaro reduce los niveles de ansiedad, aumentando la sensación de bienestar.

Disminuye la sensación de soledad

Los ancianos suelen pasar en soledad la mayor parte del día por lo que compartir su rutina con una mascota les ayuda a sentirse acompañados y parte de un vínculo familiar.  Además, en el caso de los perros, salir con ellos a pasear es una actividad que permite socializar y relacionarse con otras personas, consiguiendo así compañía tanto dentro como fuera de casa.

Ayuda a disminuir tristeza y depresión

Volver a sentirse “útiles” al cuidar de un animal es un gran incentivo, ya que muchas veces se sienten apartados y poco necesarios. Tener una mascota a su cargo reduce la sensación de tristeza y la posible depresión que puede generar la añoranza de épocas pasadas, sintiéndose necesarios para el bienestar de su animal de compañía.

Estimula la actividad física

Un perro contribuye a fomentar el ejercicio gracias a los paseos y juegos diarios que requieren estos animales. Hay que estudiar qué raza de perro encaja más con el estilo de vida y capacidades de la persona para que puedan convertirse en grandes compañeros. Se debe tomar en cuenta la diferencia entre perros adulos y los cachorros quienes tienen mucha más energía que perros más mayores y hay razas con caracteres más tranquilos que se adaptan mejor a una vida más casera y no altamente activa

Tener una mascota a su cargo reduce la sensación de tristeza, soledad y la posible depresión.

Tener un amigo de cuatro patas en casa es una decisión que debe meditarse y tomarse con todas las consecuencias y con el asesoramiento de un experto.

El cariño de los animales reforzará la salud y autoestima de nuestros mayores, convirtiéndolos en compañeros inseparables durante mucho tiempo. 

El camino hacia una mejor salud: Salud emocional y mental

La salud emocional nos permite desenvolvernos de forma diaria de manera productiva y lidiar con el estrés y preocupaciones diarias viviendo de forma plena. La correcta salud emocional nos ayuda a alcanzar nuestro máximo potencial, ser tolerantes, trabajar en equipo y desarrollar de forma óptima y sana nuestro rol en la sociedad.

Sin duda alguna las investigaciones han arrojado un fuerte vínculo entre un estado mental optimista y signos físicos de buena salud donde se ve reflejado en mantener un peso más saludable, presión arterial más baja y menor riesgo de enfermedades cardiacas. Indiscutiblemente nuestro estado físico y emocional también afecta la salud física.

Pautas para mantener una buena

salud emocional

  • Ser consciente de sus emociones y reacciones. Identifique lo que le entristece, disguste o frustre y tome acciones para cambiar esas cosas o cambiar de entornos.
  •  Expresar los sentimientos de manera asertiva. Informe a las personas cercanas a usted cuando algo le molesta. Mantener ocultos los sentimientos de tristeza o enojo aumenta el estrés puede causar problemas en sus relaciones personales y diario vivir.
  •  Pensar antes de actuar. “Es mejor pensar con la cabeza fría”. Medite sobre la situación y procure estar tranquilo antes de tomar cualquier acción al respecto.
  • Manejar el estrés. Aprender métodos para relajarse son de gran ayuda, actividades como yoga o meditación guiada son de mucha ayuda.
  • Busque el equilibrio en su diario vivir. Equilibrar la vida entre la actividad, responsabilidades y el descanso. Se debe tomar tiempo para hacer las cosas que disfruta, compartir con la familia, leer un libro, concentrarse en las cosas positivas de su vida.
  • Cuidar su salud física. Indistintamente la edad puede realizar ejercicios de forma regular de acuerdo a sus capacidades y movilidad. Las comidas saludables y horas de sueño suficiente serán vitales para tener la diaria sensación de bienestar.
  • Estar en contacto con otros. Reunirse con sus seres queridos, amigos de la infancia, escuela o vecinos. Las conexiones positivas con otras personas son importantes para evitar sentirse aislado.
  • Mantenerse positivo. ¿Cómo lo logro? Concentrarse en las cosas buenas de la vida, todos tenemos problemas pero es más saludable centrarse en todo lo bueno que tenemos. Todos cometemos errores y debemos perdonarnos y perdonar a los demás.

Ser emocionalmente saludable no significa ser feliz todo el tiempo. Significa que ser consciente de sus emociones, poder lidiar con ellas, ya sean positivas o negativas. Las personas sanas emocionalmente también sienten estrés, enojo y tristeza pero saben cómo manejar sus sentimientos negativos. Pueden saber cuándo un problema es más de lo que pueden manejar solos. También saben cuándo buscar apoyo de sus allegados.

Reunirse con sus seres queridos, amigos de la infancia, escuela o vecinos. Las conexiones positivas con otras personas son importantes para evitar sentirse aislado.

Cómo explicar a los niños y adolescentes que una persona querida tiene Alzheimer

Debemos saber que no solo los adultos se ven afectados cuando un familiar o un conocido tiene Alzheimer, también los niños y adolescentes se pueden ver afectados si no sabemos manejar la situación adecuadamente, principalmente cuando se trata de un abuelo o abuela.

Pero, ¿qué es lo mejor para los niños y adolescentes?  Lo ideal es contarles lo que esta pasando en la familia, tanto para ellos como para el resto de la familia es lo más beneficioso, esto va crear un ambiente más seguro y adaptativo en el hogar.

Es importante explicarles los cambios que esa persona afectada va tener y de qué manera entre todos podemos ayudar, involucrando así a toda la familia, por supuesto la clave esta en la edad del niño o adolescente.

¿Por qué debemos decirles a los niños y adolescentes lo que ocurre?

  • Los niños y adolescentes requieren de respuestas y es muy importante poder adaptarlas según su edad, no se recomienda aparentar o crear falsos escenario. 
  • Los niños desde edades tempranas están muy pendientes de las emociones de sus padres y de cualquier ser querido, ellos saben cuando algo no va bien.
  • Si no explicamos que esta pasando, ellos pueden interpretar que es su culpa, causándoles así miedos, depresión y sentimientos negativos.
  • Explicarles lo que esta sucediendo significa tomarlos en cuenta y darle importancia a sus necesidades. Esto es clave para el bienestar y los lazos familiares.

Que debemos explicar según su edad

De los 4 a 7 años

Explicar de forma muy sencilla qué es la memoria y el por qué la necesitamos. Algunos ejemplos: recordar el nombre de las personas, el día y lugar dónde estamos, el nombre de las cosas, etc. Para esto podemos involucrar alguna actividad o juego con el niño donde empleemos la memoria. Luego podemos explicarle que la memoria del abuelo o la abuela esta un poquito estropeada y muchas actividades las va ir olvidando.

De los 8 a 12 años

Se puede detallar una explicación más concisa de la enfermedad, explicar que son las neuronas, nos podemos apoyar de imágenes de internet donde se muestren los circuitos neurales y cómo estos se encargan de llevar la información y crear las conexiones en nuestro cerebro.

Se puede explicar más síntomas de la enfermedad y también tomar conciencia que la enfermedad no tiene cura pero que los médicos hacen sus grandes esfuerzos para buscar soluciones.

A partir de los 13 años

Ya a partir de estas edades los adolescentes tienen mucho más conocimiento de cómo funciona el cerebro y entienden con mayor claridad las enfermedades neurodegenerativas.

Podemos incluir a los adolescentes en actividades como el cuido del pariente, pero de forma moderada y supervisada, los adolescentes también pasan por sus cambios hormonales. Siempre debemos estar abiertos a escuchar sus preguntas, tratar de contestar de la forma más clara y sin crear falsas expectativas. 

Y lo más importante independientemente de la edad es hacerles saber que, aunque la memoria falle, los pequeños de la casa siempre tendrán un espacio en el corazón de nuestras personas queridas.

10 sugerencias para mejorar nuestras habilidades de comunicación relacionadas con la enfermedad de Alzheimer

Poner en práctica los siguientes consejos nos pueden facilitar la comunicación con una persona con la enfermedad del Alzheimer, es importante que logremos mantener estas sugerencias en mente y así poder conectar con la persona mucho mejor.

  1. Mantener el contacto visual, así lograremos llamar su atención, no olvidar llamar a la persona por su nombre.
  2. Cuidar de nuestro tono y volumen de voz, de igual manera es importante cuidar de nuestros gestos corporales, no queremos dar la impresión de que estamos enojados o no aptos para comprender a la persona.
  3. Utilizar otros métodos de comunicación y de estimulación además de hablar, como tocar a la persona para guiarla, utilizar música para relajar, ejercicios de respiración, entre otras.
  4. Tomar la mano de la persona cuando nos habla, con esto denotamos el interés por la persona y creamos un ambiente seguro.
  5. Ofrecer indicamos sencillas y paso a paso.
  6. Si la comunicación se hace difícil, podemos repetir las instrucciones y esperar más tiempo para recibir una respuesta. Tratar de no interrumpir.
  7. Hacer respuestas sencillas de sí o no, ejemplo: ¿Está cansado?, en vez de ¿Cómo se siente?
  8. Si la persona esta consciente de su pérdida de memoria tomémonos el tiempo para escuchar. Quizás la persona quiere hablar sobre los cambios que está notando.
  9. Ayudar a la persona a encontrar las palabras para expresar pensamientos y sentimientos, pero seamos cuidadoso, no debemos anticiparnos a decir lo que la persona está tratando de decir.
  10. Y la clave más importante, seamos lo mas sensibles posible. Es importante comprender por los cambios que la persona esta atravesando.

Fuente

National Institute on Aging https://www.nia.nih.gov/espanol/cambios-habilidades-comunicacion-relacionados-enfermedad-alzheimer

Formas de cuidar a nuestros mayores: Musicoterapia

La música es una herramienta que nos sirve de refuerzo y acompañamiento cuando estamos sufriendo momentos difíciles a cualquier edad, nos ayuda a disfrutar del presente, poniendo toda nuestra atención, y a olvidarnos durante un rato de nuestros problemas dado que cuando cantamos no pensamos, sentimos.

La música, además, es comunicación, es social, lo que permite compartir el placer, la gratificación que supone la música, con otras personas. Así, cantar una canción en grupo ayuda a fortalecer los vínculos afectivos dentro del grupo.

Escuchar música puede ayudar a aumentar los niveles de serotonina, el neurotransmisor encargado de regular el estado de ánimo y el sueño, que inhibe emociones negativas como la ira por lo que partiendo de este principio la musicoterapia nos aporta múltiples beneficios cognitivos, físicos, socio-emocionales y espirituales.

¿Qué es la musicoterapia?

Es el uso de la música y los elementos que la componen tales como armonía, timbre, ritmo, melodía, letra entre otros con finalidades terapéuticas con el objetivo de aumentar el autoestima, mejorar el estado de ánimo incentivando la comunicación, el movimiento la expresión y atención.

En personas mayores, tiene la capacidad de liberar todo un torrente de memorias. Esta es una de las razones por las que la terapia musical es uno de los tratamientos más eficaces para las personas mayores que sufren determinados tipos de enfermedades o trastornos sin embargo se debe tener presente que la musicoterapia NO ES una terapia alternativa.

En las personas con Parkinson, trabajar con patrones rítmicos regulares y constantes permite mejorar las funciones motoras, el ritmo actúa como un estabilizador externo que hace que el cerebro pueda controlar el movimiento.

En las personas mayores con demencia permite mejorar la calidad de vida de las personas que la sufren

  • En las fases leves y moderadas de la demencia, la música puede contribuir a preservar las capacidades cognitivas y funcionales (lenguaje, atención, memoria), retrasando la dependencia.
  • En las fases moderadas y avanzadas, la música permite a la persona desviar el foco de atención de los estímulos que no es capaz de interpretar hacia a un estímulo que tiene sentido por lo que tiene un efecto calmante de la ansiedad ayudando a reducir algunos síntomas conductuales de la demencia, como la agresividad física y verbal o el deseos de deambular.
  • En un estado avanzado de la demencia, aunque la persona ha perdido la capacidad de procesar el lenguaje, todavía mantiene la capacidad de procesar la música, y así la música se convierte en una vía importantísima para conectarse con la propia identidad y para comunicarse con el entorno, con sus cuidadores, activando la memoria biográfica y las emociones asociadas a aquella música y facilitando la colaboración en las actividades básicas como la alimentación o la higiene
Las terapias musicales mejoran la calidad de vida de los ancianos ya que contribuyen a frenar el envejecimiento patológico de las personas que padecen demencia senil o alzhéimer.

Beneficios de la musicoterapia

Área Cognitiva

  • Incentiva la creatividad
  • Ayuda a mantener o mejorar las habilidades verbales. A través de actividades rítmicas, por ejemplo, contribuye a la inteligibilidad del lenguaje.
  • Estimula la memoria a diversos niveles, tanto a corto como a largo plazo, ayudando al aprendizaje y a la reminiscencia (evocación de recuerdos casi olvidados) mejorando la memoria reciente.
  • Ayuda a mantener la atención y a conectar la persona con el “aquí y ahora” reduciendo la confusión

Área psicomotriz

  • Refuerza la estimulación sensorial.
  • Es relajante y disminuye la ansiedad, el estrés y la angustia.
  • Activa el sistema motor y favorece el equilibrio.
  • A través del ritmo mejora la coordinación de los movimientos.
  • Por medio de de los pequeños ejercicios de psicomotricidad de seguir el ritmo o tocar un instrumento ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones y aumenta la fuerza muscular en las extremidades superiores e inferiores.
  • Mejora los comportamientos motores y verbales en pacientes con Alzheimer u otras demencias.

Área socio-emocional

  • Fomenta la participación, la interacción y la comunicación social en el grupo promoviendo la interacción social
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
  • Permite hacer aflorar las emociones.
  • Mejora la expresión verbal y no verbal como habilidades comunicativas.
  • Reduce el comportamiento disfuncional

Área espiritual

  • Refuerza emocionalmente a la persona.
  • Evoca sentimientos positivos.
  • Ayuda a enfocar la mirada hacia la vida como un regalo.
  • Permite conectar con su ser más profundo.
  • Promueve y respeta sus creencias religiosas como refuerzo positivo ante la adversidad.

Tanto los familiares de personas mayores así como los cuidadores han de tener en cuenta los beneficios que una melodía adecuada puede tener en ellos. Las terapias musicales no curarán las patologías que aparecen en la tercera edad pero pueden ayudar considerablemente a mejorar la vida de los mayores. 

Las terapias musicales mejoran la calidad de vida de los ancianos ya que contribuyen a frenar el envejecimiento patológico de las personas que padecen demencia senil o alzhéimer. Asimismo, aquellos individuos que mantengan un envejecimiento normal pueden usar estas terapias como prevención trabajando las emociones y las diferentes funciones cognitivas.

Se comparte documental “Alive Inside” sobre musicoterapia en adultos mayores.https://www.youtube.com/watch?v=rAt2HioUwWU&t=102s

Asamblea General Ordinaria ASCADA2020

ANUNCIO:
La Asociación Costarricense de Alzheimer y Otras Demencias Asociadas (ASCADA), con cédula jurídica 3-002-296134, convoca a todos los miembros Honorificos y Asociados Activos a la Asamblea General Ordinaria a realizarse el día Lunes 12 de Octubre del 2020 a las 6.30 p.m de manera Online.

Agenda Asamblea:
1) Informe anual de Presidencia
2) Informe de Tesorería
3) Informe de Fiscalía y
4) Asuntos varios.
Secretaria
Junta Directiva
2019-2021

Día Internacional de las Personas de Edad 1 de octubre

¿Cambian las pandemias la forma en que abordamos la edad y el envejecimiento?

El año 2020 marca el 75º aniversario de las Naciones Unidas y el 30º aniversario del Día Internacional de las Personas de Edad. Este año también ha aparecido en escena la COVID-19 con su conmoción mundial. Teniendo en cuenta los mayores riesgos a los que se enfrentan las personas mayores durante el brote de pandemias como COVID-19, las políticas y las intervenciones deben estar dirigidas a crear conciencia sobre sus necesidades especiales. También es importante reconocer las contribuciones de los mismos a su propia salud y las múltiples funciones que desempeñan en las fases de preparación y respuesta a las pandemias actuales y futuras.

Este año también ha sido reconocido como el “Año de la enfermera y la partera”. El Día Internacional de las Personas Mayores 2020 destacará el papel del personal sanitario en la contribución a la salud de las personas mayores, con un reconocimiento especial de la profesión de enfermería y un enfoque principal en el papel de las mujeres, que están relativamente infravaloradas y, en la mayoría de los casos, compensadas inadecuadamente.

La celebración de 2020 también promoverá la Decenio del Envejecimiento Saludable (2020-2030) y ayudará a reunir a expertos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el gobierno y los profesionales de la salud para debatir los cinco objetivos estratégicos de la Estrategia global y el plan de acción sobre el envejecimiento y la salud, al tiempo que repasan los avances y desafíos a lo largo del camino. La estrategia global está bien integrada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible ( ODS ), mientras que los problemas del envejecimiento tocan los 17 objetivos, especialmente el Objetivo 3 que tiene como reto “garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos en todas las edades”. Como afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, “actuar sobre la estrategia es un medio para que los países implementen la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y garanticen que todos los seres humanos, independientemente de su edad, tengan la oportunidad de cumplir con sus potencial en dignidad e igualdad ”.

La temática de este año pretende:

  • Informar a los participantes sobre los objetivos estratégicos en el Decenio del Envejecimiento Saludable.
  • Sensibilizar sobre las necesidades especiales de salud de las personas mayores y sus contribuciones a su propia salud y al funcionamiento de las sociedades en las que viven.
  • Aumentar la conciencia y la apreciación del papel del personal sanitario en el mantenimiento y la mejora de la salud de las personas mayores, con especial atención a la profesión de enfermería.
  • Presentar propuestas para reducir las disparidades de salud entre las personas mayores en los países desarrollados y en vías de desarrollo, de manera que “nadie se quede atrás”.
  • Aumentar la comprensión del impacto de la COVID-19 en las personas mayores y su impacto en las políticas, la planificación y las actitudes del cuidado de la salud.

El 14 de diciembre de 1990, la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través de la resolución 45/106, designó el 1 de octubre Día Internacional de las Personas de Edad.

Anteriormente a esto, existían iniciativas como el Plan de Acción Internacional de Viena sobre el Envejecimiento, que fue adoptado por la Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento en 1982 y que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó ese mismo año.

En 1991, la Asamblea General (por la resolución 46/91) adoptó los Principios de las Naciones Unidas para las personas mayores.

En 2002, la segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento adoptó el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento, para responder a las oportunidades y desafíos del envejecimiento de la población en el siglo XXI y para promover el desarrollo de una sociedad para todas las edades.

Todas estas citas y declaraciones resultan cada vez más esenciales teniendo en cuenta los cambios a los que nuestras sociedades se exponen. La composición de la población mundial ha cambiado drásticamente en las últimas décadas. Entre 1950 y 2010, la esperanza de vida en todo el mundo aumentó de 46 a 68 años. A nivel mundial, había 703 millones de personas de 65 años o más en 2019. La región de Asia oriental y sudoriental albergaba el mayor número de personas mayores (261 millones), seguida de Europa y América del Norte (más de 200 millones).

Durante las próximas tres décadas, se estima que el número de mayores aumente a más del doble, llegando a más de 1 500 millones de personas en 2050. Todas las regiones verán un aumento en el tamaño de la población mayor entre 2019 y 2050.

El mayor incremento en cifras (312 millones) se producirá en Asia oriental y sudoriental, pasando de 261 millones en 2019 a 573 millones en 2050. Mientras, el aumento más rápido en el número de personas mayores se espera en África septentrional y Asia occidental, pasando de 29 millones en 2019 a 96 millones en 2050 (226% de incremento). El segundo aumento más rápido se prevé para África subsahariana, donde la población de 65 años o más podría crecer de 32 millones en 2019 a 101 millones en 2050 (218%). Por el contrario, se espera que el incremento sea relativamente pequeño en Australia y Nueva Zelanda (84%), Europa y América del Norte (48%), regiones donde la población ya es significativamente mayor que en otras partes del mundo.

Los países en desarrollo albergarán más de dos tercios de la población de edad avanzada del mundo (1 100 millones) en 2050. Sin embargo, se prevé que el aumento más rápido se produzca en la división de los países clasificados como países menos adelantados, donde el número de personas de 65 años o más podría pasar de 37 millones en 2019 a 120 millones en 2050 (225%).

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: