Taller de La Casa del Cuidador ASCADA – Mayo 2015

DSC_0007 (1)

Nuestro profundo agradecimiento a la Lic. Gabriela Alvarado por el excelente taller impartido el miércoles 20 de  mayo, “El cuido día a día”, para nuestros cuidadores, el cual baso en el libro ¨La felicidad como proyecto de vida”

El próximo mes estaremos comunicándoles en el Hotel Ambassador, el tema y expositor del mes de junio.

Aprovechamos para hacerles recordar que todas las actividades de Casa del Cuidador, son exclusivas para las personas que están en este momento cuidando a un paciente con alguna enfermedad neurocognitiva y que es obligatoria la reservación para asistir.

El grupo no sobrepasa a las 30 personas para poder dar atención individualizada a los cuidadores que asisten.

Es totalmente gratuito, porque es un regalo para los cuidadores. Su calidad de vida y bienestar son nuestra prioridad en Casa del Cuidador.

La Casa del Cuidador / Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (ASCADA) – 2015

Publicado en Familiares, Gerenal, La Casa del Cuidador | Etiquetado | Deja un comentario

PRIMERA CIUDAD AMIGABLE CON LAS DEMENCIAS EN LATINOAMERICA

IMG_4791
En una noche mágica , el concejo Municipal del Cantón de Curridabat , aprobó por unanimidad la DECLARATORIA DE CIUDAD amigable con las personas con trastornos neurocognitivos.
Acompañados por actores de este proyecto como CONAPAM, Universidad Santa Paula, UNIBE, Universidad de Costa Rica , Universidad Nacional, IDESPO, AGECO, Movimiento Masculino de Costa Rica y Ministerio de Salud.
En representación de la Asociación Internacional de Alzheimer, queremos agradecer a los señores miembros del concejo , así como Alcalde y vice alcaldesa por su paso extraordinario como ejemplo Latinoamericano.
Ahora nos sentimos como en casa , como siempre con la energía, entusiasmo y motivación .
Confiamos en que próximamente vendrán acciones integrando a todos los actores , comunales, académicos , privados de la comunidad que hoy nos integramos en un nuevo modelo de trabajar con los recursos existentes .
Adelante!
Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (ASCADA) – 2015
Publicado en CIUDADES AMIGABLES, Familiares, Gerenal, Logros, PRIMERA CIUDAD AMIGABLE CON LAS DEMENCIAS EN LATINOAMERICA | Etiquetado | Deja un comentario

Parkinson – Ascada

18690_1448664142114435_4821184143327369027_n

Contactenos en: asoparkinsoncr@gmail.com 

Asociación de Familiares con Parkinson – ASCADA – 2015

Publicado en Asociación Parkinson Costa Rica - ASCADA, Familiares, Pacientes | Etiquetado | Deja un comentario

El Alzheimer puede empezar a desarrollarse a los 30 años

2005_07_14_desorientado_grande

Dos estudios que se publican en la edición de este martes de ‘JAMA’ analizan la prevalencia de la placa amiloide en los adultos de distintas edades, con y sin demencia, y su asociación con el deterioro cognitivo. Entre los resultados, los autores destacan que el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer (EA) puede comenzar a los 30 años y que la prevalencia de amiloide en tomografía por emisión de positrones (PET) disminuyó con la edad en los participantes con diagnóstico de Alzheimer y aumentó con la edad en la mayoría de las demencias no Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia, con una prevalencia mundial de alrededor de 25 millones en 2010, que se espera que se duplique para el año 2030 debido al aumento de la esperanza de vida. El evento patológico reconocible temprano en la EA son agregados cerebrales de beta-amiloide (fragmentos de proteínas que se agrupan para formar la placa).

Esta patología puede estar presente hasta 20 años antes de la aparición de la demencia, por lo que se necesitan estimaciones de la prevalencia de la patología amiloide en personas sin demencia para comprender mejor el desarrollo de la EA y facilitar el diseño de estudios de prevención. El inicio del tratamiento para la EA en la fase de pre-demencia, cuando el daño neuronal es aún limitado, puede ser crucial para un beneficio clínico.

En uno de los trabajos, Willemijn J. Jansen y Pieter Jelle Visser, de la Universidad de Maastricht, Maastricht, Países Bajos y sus colegas utilizaron un meta-análisis para estimar la prevalencia de la patología amiloide tal como se mide con biomarcadores (en la tomografía de emisión de positrones o en el líquido cefalorraquídeo) en los participantes con cognición normal, deterioro cognitivo subjetivo (SCI, por sus siglas en inglés) o deterioro cognitivo leve (MCI, por sus siglas en inglés).

Los investigadores encontraron que la prevalencia de la patología amiloide aumentó de 50 años a 90 años desde un 10 a un 44 por ciento entre los participantes con cognición normal; del 12 por ciento a 43 por ciento entre los pacientes con lesión medular; y del 27 por ciento a 71 por ciento entre los pacientes con deterioro cognitivo leve.

Los portadores de la apolipoproteína E (APOE) -e4 (un gen asociado con un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer) tenían estimaciones de prevalencia de entre dos a tres veces mayores que los no portadores. La edad de inicio de la positividad de amiloide se asoció con el estado cognitivo y el genotipo APOE. A la edad de 90 años, alrededor del 40 por ciento de los no portadores de APOE-e4 y más del 80 por ciento de los portadores de APOE-e4 con cognición normal eran amiloide positivos.

Los investigadores escriben que este estudio tiene varias implicaciones para la comprensión del desarrollo de la EA. “La observación de que los factores de riesgo clave para el tipo de demencia de EA también son factores de riesgo para la positividad amiloide en personas cognitivamente normales es una prueba más de la hipótesis de que la positividad de amiloide en estos individuos refleja EA temprana”, señalan.

“Nuestro estudio también indica que el desarrollo de la EA puede comenzar tan pronto como la edad de 30 años, dependiendo del genotipo APOE. La comparación de la prevalencia y el riesgo de por vida de las estimaciones de demencia tipo EA sugiere un intervalo de 20 a 30 años entre la positividad de amiloide y la demencia, lo que implica que hay una gran ventana de oportunidad para iniciar tratamientos preventivos”, agregan.

Los científicos señalan que el intervalo exacto entre el inicio de la positividad de amiloide y la aparición de la demencia de tipo EA debe evaluarse en estudios de seguimiento a largo plazo, porque no todas las personas con patología amiloide se convertirán en dementes durante su vida y no todos los individuos con un diagnóstico clínico de la demencia de tipo EA tienen patología amiloide.

“Debido a la incertidumbre acerca de si y cuando un individuo amiloide-positivo sin demencia desarrollará demencia, la positividad amiloide en estos individuos no debe equipararse con demencia clínica inminente, sino más bien ser vista como un estado de riesgo. Nuestras tasas de prevalencia se pueden utilizar como un enfoque barato y no invasivo para seleccionar a las personas en riesgo de positividad amiloide”, destacan.

En otro estudio, Rik Ossenkoppele, del ‘VU University Medical Center’ de Amsterdam, Holanda, y sus colegas utilizan un meta-análisis de datos individuales de participantes para estimar la prevalencia de positividad de amiloide en la tomografía por emisión de positrones (PET) en una amplia variedad de síndromes de demencia.

La utilidad clínica de la PET-amiloide es potencialmente limitada por una proporción de pacientes con demencia no-EA y placas de beta-amiloide cerebrales. Para interpretar correctamente el significado clínico de los resultados de PET amiloide, los clínicos necesitan entender la prevalencia de la positividad amiloide a través de diferentes tipos de demencia y cómo esto se relaciona con factores demográficos, genéticos, y cognitivos. La mayoría de los estudios de PET amiloide hasta la fecha proceden de centros individuales con tamaños de muestra modestos, según la información de respaldo del artículo.

Después de una búsqueda de bases de datos para los estudios de PET amiloide, los autores incluyeron datos de 1.359 participantes con diagnóstico clínico de Alzheimer y 538 participantes con demencia no Alzheimer. Los grupos de referencia eran 1.849 participantes sanos de control (sobre la base de amiloide medida por PET) y una muestra independiente de 1.369 participantes de EA (basada en la autopsia).

En la demencia de Alzheimer, la prevalencia promedio de positividad amiloide fue del 88 por ciento. La prevalencia disminuyó con la edad desde el 93 por ciento a los 50 años al 79 por ciento a los 90 años Esta asociación fue distintoa según el estado de la APOE e4. En los portadores de APOE e4, la prevalencia se mantuvo por debajo del 90 por ciento independientemente de la edad, mientras que la prevalencia en los no portadores se redujo al 86 por ciento a la edad de 50 años y al 68 por ciento a la edad de 90 años.

No se observaron asociaciones similares de edad y APOE e4 con positividad amiloide en los participantes con demencia de EA en la autopsia. En la mayoría de las demencias no Alzheimer, la positividad amiloide aumentó tanto con la edad (de 60 a 80 años) como en los portadores de APOE e4.

“La prevalencia de amiloide en PET disminuyó con la edad en los participantes con diagnóstico de EA (mayores no portadores de APOE e4) y aumentó con la edad en la mayoría de las demencias no Alzheimer. La convergencia de positividad amiloide a través de las demencias con la edad sugiere que la imagen amiloide podría tener el potencial de ser más útil para el diagnóstico diferencial de la demencia de aparición temprana, sobre todo si el objetivo es dictaminar la demencia de EA”, escriben los autores.

“Sin embargo, la alta concordancia entre PET y la patología sugiere que las imágenes de amiloide podrían tener el potencial de ser empleadas para descartar demencia EA independientemente de su edad. Por otra parte, el amiloide en la demencia no Alzheimer puede ser clínicamente importante ya que la positividad amiloide se asocia con una peor cognición global”, agregan estos expertos.

Fuente: canarias7.es

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal | Etiquetado | Deja un comentario

El efecto del ejercicio sobre el cerebro podría mejorar la movilidad en la vejez

75fa9b08eb992c77049b36f595524177

Mantenerse físicamente activo mientras se envejece podría proteger del daño cerebral que puede limitar la movilidad, según un estudio de tamaño reducido en el que participaron 167 personas sin demencia, con una edad media de 80 años.

Los investigadores hicieron que los participantes usaran monitores del movimiento en las muñecas durante un máximo de once días. Los dispositivos medían la actividad que constituía ejercicio y la que no. Los participantes también tomaron parte en once pruebas sobre capacidad de movimiento y los investigadores emplearon imágenes de resonancia magnética para evaluar el nivel de hiperintensidad de la sustancia blanca cerebral. Niveles mayores de hiperintensidad se han vinculado con dificultades para caminar y otros problemas de movilidad.

Los investigadores comprobaron que las personas mayores que hacían más ejercicio mantenían sus puntuaciones en las pruebas de movimiento, aunque tuvieran unos niveles elevados de daño cerebral. En los que hacían menos ejercicio, el daño cerebral se asociaba con unas puntuaciones más bajas en las pruebas de movimiento. Los hallazgos se sostuvieron incluso después de que los investigadores ajustaran por factores que podrían influir sobre el ejercicio, como el peso, la depresión y los trastornos de la circulación sanguínea.

Según los autores, los resultados sugieren que la actividad física diaria podría proteger la función motora de las lesiones cerebrales relacionadas con la edad e incluso mitigar la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

[Neurology 2015]
Fleischman DA, Yang J, Arfanakis K, Arvanitakis Z, Leurgans SE, Turner AD, et al.

Fuente: neurologia.com

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal | Etiquetado , , | Deja un comentario

Caminar vuelve al cerebro más creativo y le cura las penas

Puede que el título de este artículo te haya sorprendido. ¿Puede la simple costumbre de caminar hacer que nuestro cerebro se vuelvas más creativo y que, además, nos sintamos más felices? En efecto, así es. Y no lo decimos nosotros, sino la mayoría de médicos y neurólogos.

caminandoUno de estos expertos es, por ejemplo, el neurólogo José Ángel Obeso, director del Centro Integral en Neurociencias de Madrid (España). Su trabajo diario en los hospitales y su contacto con personas que atraviesan procesos de depresión, le han hecho ver lo terapéutico que resulta el recetar “una hora de paseo diario”. Y aún más, caminar, a ser posible, por un entorno natural.

Como ya sabes, la depresión, o incluso pasar periodos muy largos con estrés y ansiedad, hacen que nuestro cerebro presente un déficit en procesos cognitivos básicos, como es el caso de la memoria, la capacidad de comprensión, la creatividad, etc. Si anduviéramos todos los días, todas estas dimensiones mejorarían notablemente.

Ahora ya no tienes excusas. Después de leer este artículo, estamos seguros de que vas a poner en práctica este remedio tan eficaz y terapéutico:¡Caminar!

Fuente: mejorconsalud.com

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

Aceite y frutos secos contra la demencia

  • Seguir una dieta mediterránea con un ‘extra’ de estos alimentos mejora la función cognitiva

  • El aceite mejora la memoria y los frutos secos la función ejecutivafrutos-secos-obesidad--644x362

  • El aumento de la esperanza de vida en el mundo desarrollado está dando lugar a un incremento en la frecuencia de las enfermedades relacionadas con la edad, entre las que destacan particularmente las demencias. El coste económico y social de estas patologías no para de crecer, y a día de hoy, no existe ningún tratamiento farmacológico que sea capaz de prevenir o tratar esta enfermedad, ni siquiera en sus estadios más precoces. Es por esto que identificar intervenciones simples y efectivas para prevenir o retrasar la demencia son hoy más importantes que nunca.

  • En esta línea, los beneficios científicamente demostrados de la dieta mediterránea son incontables: no sólo se sabe que mejora las capacidades cerebrales, sino que además reduce el riesgo de padecer otras patologías, como el cáncer de mama o las enfermedades cardiovasculares.

    Hoy, un equipo liderado por el doctor Emilio Ros, del Hospital Clinic de Barcelona, ha ahondado más en el impacto que tiene la dieta mediterránea sobre nuestro cerebro, evidenciando que seguir esta dieta tan tradicional en nuestro país, con un suplemento de aceite de oliva virgen extra y frutos secos, mejora considerablemente las funciones cognitivas en los mayores de 60 años.

    Los resultados del análisis, que ha seguido a 447 hombres y mujeres sanos con una media durante casi cinco años, se publican hoy en la revista The Jama network Journals. Su principal autor, Emilio Ros, del servicio de endocrinología del Hospital Cliníc de Barcelona y experto en lipidología y nutrición, explica a este periódico que los datos presentados son “muy alentadores“, precisamente porque se ha demostrado “con una evidencia científica de primer nivel” el papel de los frutos secos y el aceite de oliva virgen extra como alimentos que mejoran la función cognitiva.

    Para llegar a esta conclusión, se dividió a los participantes del estudio en tres grupos distintos: el primero siguió una dieta mediterránea con un suplemento de un litro de aceite de oliva extra a la semana. Al segundo grupo se le asignó una dieta mediterránea con un extra de 30 gramos diarios de nueces, avellanas y almendras; y al tercero una dieta baja en grasas.

    El objetivo de esta división era evaluar las eventuales mejoras (o empeoramientos, si fuera el caso) de cada grupo en los siguientes parámetros: memoria, función ejecutiva (que Ros define como la “rapidez para actuar, para pensar, para descubrir”) y el estado general, que es la suma de las dos anteriores.

    Los resultados reflejan que el grupo control -el que siguió la dieta baja en grasa- empeora en todos los casos. “El grupo con el suplemento de aceite de oliva mejoró en función ejecutiva, y el de los frutos secos en memoria“,cuenta Ros en conversación con EL MUNDO, quien explica que este estudio viene a confirmar otros previos que demostraban que las nueces son algo así como unas “píldoras de salud”.

    Llama la atención que el grupo con menos beneficios seguía una dieta baja en grasas, frente a los otros dos, que tomaron un extra de alimentos altamente energéticos. “Lo que está claro es que la grasa vegetal es muy beneficiosa“, señala Ros, quien recuerda que el aceite de oliva debe ser siempre virgen extra, “porque es el que tiene más propiedades antioxidantes”, algo muy importante, teniendo en cuenta que el estrés oxidativo (la incapacidad del cuerpo para desintoxicarse adecuedamente) está considerado como uno de los factores clave en el deterioro cognitivo.

    Hay que tener en cuenta que este estudio está hecho con personasmayores de 60 años (la media de edad de los participantes era de 67 años). Cabe preguntarse si los beneficios del aceite de oliva virgen extra y los frutos secos a nivel cerebral serían válidos también para la población general. El problema para saber esto, explica Ros, es que “si quisiéramos estudiar el deterioro cognitivo en gente que ahora mismo tiene 40 años, tardaríamos unos 30 en verlo”. No obstante, lo que es evidente es que “si una persona sigue unas buenas prácticas alimenticias desde joven, tendrá una vejez mucho más sana”.

    En definitiva, lo interesante de este estudio es que por fin se han encontrado alimentos que mejoran el rendimiento cognitivo, y esto es crucial, ya que, precisamente, el deterioro cognitivo es una fase previa a la demencia. En este sentido, Ros hace una llamada a la prevención: “con estos alimentos, puedes prevenir si actúas antes de que la enfermedad se haya desarrollado. Si ya estás tocado, es mucho más difícil que la dieta o los medicamentos puedan actuar”, explica.

  • Fuente: elmundo.es
Publicado en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal | Deja un comentario