Alzheimer y depresión: ¿Hay alguna relación entre estas dos patologías?

_SINTOMAS_DE_LA_DEPRESION
Foto: Abriendo nuestro interior.

Así como una persona adulta mayor, en “la tercera edad”, podría sufrir caídas depresivas, al notar que ya su vida no es la de antes, que sus habilidades y energías merman, que su memoria falla en ocasiones, también la depresión podría ser el debut hacia la aparición de enfermedades de la memoria como el Alzheimer, a juicio del reconocido neurólogo José A. Silié Ruiz.

En conversación para ¡Vivir!, el doctor afirma que existe una estrecha relación entre depresión y Alzheimer, y que una podría llevar a la otra y viceversa.
El experto en la materia reveló que está demostrado que los adultos mayores que padecen de depresión tienen un 30 % más de posibilidades de desencadenar en la enfermedad de Alzheimer.

Señala, asimismo, que la relación entre ambas patologías se da por la alteración de los neurotransmisores que el cerebro necesita para su felicidad y manejo de la cotidianidad.

“Al deprimido se le ‘embota’ la memoria, el cerebro gasta tantas energías para él tratar de manejarse que termina en un deterioro celular y es ahí donde se cuela el Alzheimer”, dice Silié Ruiz, quien además expresa que en muchas ocasiones la frontera entre una enfermedad y la otra es muy difícil de precisar, por la razón de que en sus inicios las manifestaciones no son “tan floridas”.

“Por ejemplo, si usted cambia de hábitat, de ambiente, a un adulto mayor, esa tristeza, secundaria al cambio de su entorno, se enmascara con olvidos y torpezas conductuales que se asemejan a un Alzheimer. Por el contrario, un paciente que nota cambios en su intelecto y que es completamente capaz de percibir que estos van progresando de manera normal, lógicamente habrá de deprimirse”.

En tanto, si ambas condiciones se “sinergizan, el deprimido embota su memoria y el Alzheimer produce estados depresivos”.

¿Circunstancial o hereditaria? El neurólogo explica que ambas condiciones tienen un alto componente hereditario.

“La herencia es inevitable, pero la vida sana, la socialización, el ejercicio (caminar por lo menos cuatro veces a la semana), desarrollan más conexiones neuronales que ninguna otra actividad, similar a estudiar idiomas”.

También recomienda el doctor dormir bien, moderar el alcohol, las grasas en sangre, controlar la presión arterial y la diabetes, ya que son factores que favorecen a evitar una y otra enfermedad.

“La soledad mata más que los accidentes de tránsito y el cigarrillo”, afirma Silié Ruiz.

¿Qué hacer ante estos episodios conductuales? El neurólogo indica que lo correcto frente a estos casos es el manejo enérgico de los estados depresivos, utilizando la medicación adecuada, así como la psicoterapia.

“Estos tratamientos harán que el paciente salga pronto de este estado de tristeza y melancolía y, por ende, da el ‘chance’ de que su cerebro no se deteriore, que no haya degeneración neuronal, que es lo que produce el inicio del Alzheimer.

Añade que generalmente los daños por el Alzheimer se inician a partir de los 40 años de edad, por lo que hay que estar atentos y actuar.

Otras recomendaciones. Para evitar el Alzheimer, este neurólogo recomienda llevar una vida socialmente activa, hacer ejercicios físicos, principalmente caminatas diarias, realizar actividades intelectuales, como las lecturas, llenar crucigramas, estudiar idiomas, evitar relacionarse con persona de las denominadas ‘tóxicas’ en términos de falta de alegría, y moderar los vicios.

Estadísticas nacionales de estas relaciones en pacientes. El doctor Silié Ruiz señala que aunque no hay estadísticas en el país sobre la relación entre Alzheimer y depresión en pacientes locales, investigaciones respecto de este fenómeno sí dan cuenta que son numerosas.

“Se ha demostrado que la persona deprimida dobla la posibilidad de padecer la «enfermedad del alemán»”, concluye.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+CorreoImprimirWhatsA

FUENTE ORIGINAL: http://hoy.com.do/alzheimer-y-depresion-hay-alguna-relacion-entre-estas-dos-patologias/#.WXonR_ViRj1.facebook

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Cuidadores, Ex cuidadores, Familiares, Gerenal, Médicos, Pacientes, Salud mental | Deja un comentario

ACTIVIDADES SETIEMBRE/MES DEL ALZHEIMER-ASCADA 2017

unnamed

Cordialmente invitados todos:

Innovación en la reducción de la Demencia.
Celebración Mundial de Alzheimer.

Ascada. Asociación Internacional de Alzheimer.

PROGRAMA DE ACTIVIDADES DEL MES DE SETIEMBRE

• 22 de septiembre: Pre Congreso Nacional de Alzheimer, I Convención Nacional de Estudiantes y académicos de Alzheimer. Por la atención integral del Cuidador. ASCADA Asociación Internacional de Alzheimer. Universidad Latina de Costa Rica.

• 23 de septiembre: XXVI Congreso Nacional de Alzheimer. Por la atención integral del Cuidadores de la Asociación Alzheimer de Costa Rica; Primer Simposio. Asociación de Familiares y Pacientes de Parkinson-ASCADA; Taller Plan Alzheimer OPS-OMS; Primer Simposio Trastornos del movimiento y demencia. Actualización de la investigación 10/66

• 24 Setiembre: ActivaMENTE: Actividad de Cardio-Fitness Estadio Nacional. Movimiento Humano; Simposio de Intervenciones en Servicios de Salud; Simposio de Ambiente y demencia.
Totalmente gratuito

Más información en priscilla.picado@laureate.cr

Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas(ASCADA) 2017

Publicado en Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

«Hay que trabajar el cerebro para que funcione con calidad»

Los olvidos son el primer signo que alerta sobre un posible caso de alzhéimer, ya que la pérdida de memoria es su síntoma cardinal.

A.S.J.SAN SEBASTIÁN
Domingo, 30 julio 2017

Nueva-imagen-485x353No se trata de alarmar, pero sí de concienciar. Los olvidos o los pequeños despistes no tienen por qué ser síntoma de un deterioro cognitivo grave, pero sí pueden ser un aviso que conviene consultar con un especialista. La premisa es sencilla: si tiene olvidos, consúltelo, porque puede no ser nada preocupante y, en caso de que lo sea, hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar la memoria.

Los olvidos son el primer signo que alerta de un posible caso de alzhéimer, ya que la pérdida de memoria es el síntoma cardinal de la enfermedad. Al principio, en los primeros estadios, se traduce en no recordar hechos o datos recientes o hacer preguntas de forma repetitiva. Los afectados empiezan por olvidar fechas señaladas, los nombres de personas conocidas o pierden objetos por no recordar dónde los colocaron por última vez. No es el caso de Ana Flores ni de Ernesto Gurrutxaga, que hasta el día de hoy no han sufrido situaciones de este tipo.

Entonces, ¿por qué nos ocurren esos pequeños olvidos o despistes? El proceso de la memoria se divide en cuatro fases: adquisición, integración/consolidación, almacenamiento y recuperación. La disfunción de cualquiera de ellas se manifiesta en forma de olvidos. Pero su causa y significado son bien distintos: olvidar por no prestar atención es muy diferente a olvidar por no tener acceso al recuerdo. O lo que es lo mismo, los olvidos generados por el estrés de Ana no son equiparables a los que tiene Ernesto, fruto de la edad.

Existen ‘clases’ de memoria que clasifican los recuerdos:a corto plazo, emocional, espacial…

Además, existen diferentes ‘clases’ de memoria que se ocupan de clasificar los recuerdos. Lo que conocemos como memoria a corto plazo permite recordar un puñado de datos, como un número de teléfono o una dirección, durante 15 ó 20 segundos, el tiempo necesario para apuntarlos. Es la base de la memoria de trabajo, esencial para desenvolvernos con éxito en el día a día. La información importante que se genera en ese espacio es transferida a la memoria a largo plazo, donde permanece durante años. Esta nos permite saber que París es la capital de Francia o recordar un día concreto importante en nuestra vida, como el cumpleaños de un hijo o el día de nuestra boda. Asimismo, hay una memoria espacial gracias a las neuronas GPS y una memoria procedimental, automatizada, que es la que posibilita que no se nos olviden actos aprendidos como nadar, conducir o andar en bici. Existe también una memoria emocional, gracias a la cual se recuerda con nitidez lo que hacíamos en fechas como el 11-S.

Pensar en el futuro
Los expertos recomiendan cuidar la memoria. Al fin y al cabo, es la que nos permite ser protagonistas de nuestro pasado, presente y futuro. Tanto Ana como Ernesto coinciden en que la prevención y la búsqueda de técnicas que fomenten su desarrollo intelectual contribuyen a que su cerebro tenga una mayor salud en un futuro.

«Aunque no tengamos alzhéimer, nunca se sabe qué ocurrirá dentro de un tiempo, y es importante que trabajemos el cerebro para que pueda seguir funcionando con calidad la mayor cantidad de años posible». Ellos lo hacen, de maneras distintas, pero eficaces en cada caso.

FUENTE ORIGINAL: http://www.diariovasco.com/gipuzkoa/trabajar-cerebro-funcione-20170730092554-nt.html

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Cuidadores, Familiares, Gerenal, Salud mental | Deja un comentario

La soledad aumenta el riesgo de demencia


Estar casado o vivir en compañía es un factor protector contra el deterioro de las funciones cerebrales

Por JOSÉ A. RODRÍGUEZ

10937832_10205725738770569_728786429_n

La soledad es un factor importante de sufrimiento psicológico. Ahora, un reciente estudio publicado en la revista ‘Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry’ señala que, además, puede afectar de forma negativa a las funciones cognitivas de los mayores. En este artículo se describe cómo las personas de la tercera edad que no tienen apoyos sociales y se sienten solas muestran un riesgo mayor de sufrir deterioro cognitivo debido a la demencia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la demencia como “un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria”. Aunque la enfermedad de Alzheimer es la más frecuente (representa entre el 60% y el 70% de los casos), hay otros tipos como la demencia por cuerpos de Lewy, la demencia vascular (consecuencia de infartos y hemorragias cerebrales) o la degeneración frontotemporal.

La OMS estima que en el mundo hay unos 35 millones de personas que padecen deterioro cognitivo y entre un 2% y un 8% de la población de 60 años o más lo padece en algún momento de su vida.

El impacto personal y social de la demencia

Los factores psicológicos como el sentimiento de soledad y la depresión asociados al riesgo de sufrir demencia se estudian cada vez más. Otros factores que contribuyen a desarrollar la enfermedad, como indica la OMS, son “las enfermedades vasculares, como la diabetes, la hipertensión y la obesidad en la mediana edad, el tabaquismo y la inactividad física”.

Este problema de salud genera un fuerte impacto psicológico y social, ya que los afectados son muy dependientes. El deterioro que provoca la enfermedad es progresivo. En las primeras etapas, los afectados tienen muchos despistes y pierden la noción del tiempo. Luego, olvidan acontecimientos recientes y nombres de personas, se comportan de forma extraña y necesitan ayuda para realizar muchas actividades cotidianas. En las fases más avanzadas de la enfermedad, pueden ser agresivas, se pierden y dejan de reconocer a amigos y familiares.

En los países desarrollados cada vez hay más personas mayores y, en consecuencia, más casos de este deterioro progresivo e irreversible. Según un estudio realizado en EE.UU. y publicado en ‘The New England Journal of Medicine’, el coste económico que suponen las demencias se habrá duplicado en el año 2040.

Soledad y demencia

Para analizar cómo influye la soledad en la demencia, un grupo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam (Holanda) hicieron un seguimiento durante tres años a 2.000 personas mayores sin síntomas en el momento de inicio del sondeo. Este formaba parte de un proyecto más amplio conocido como Estudio de la Tercera Edad en Ámsterdam (AMSTEL), con el que los científicos querían evaluar los factores de riesgo para la depresión y la demencia en las personas mayores.

En el AMSTEL, los investigadores analizaron los signos de soledad y su relación con el deterioro cognitivo. Para ello diferenciaban a quienes se sentían solos de los que no tenían esta sensación aunque vivieran solos, no estuvieran en pareja o no tuvieran apoyo social.

Al cabo de los tres años que duró el estudio, el 13,4% de las personas que se sentían aisladas tenían demencia. En cambio, solo el 5,7% de las que afirmaban estar solas, pero sin sentir soledad, desarrollaron la enfermedad. Así que la soledad aumenta de forma clara el riesgo de sufrir esta pérdida progresiva de las funciones cognitivas.

Pero la investigación arrojó otras conclusiones interesantes: el 10% de las personas que vivían solas sufrían demencia al final del estudio; y solo el 5% de quienes vivían acompañadas.

Los autores del estudio señalan que “todavía no se conoce bien el papel de los sentimientos de soledad y del aislamiento social en su desarrollo”. En su opinión, la soledad podría afectar de manera negativa a las capacidades cognitivas, ya que las personas que se sienten solas las utilizarían mucho menos que las que tienen más relaciones sociales. Aunque también podría ser que la soledad fuera una reacción psicológica cuando empiezan los primeros signos de pérdida de la función cerebral.

La importancia del diagnóstico precoz

A la vista de la relación entre soledad y demencia, los autores del AMSTEL consideran que es necesario “un mejor conocimiento del sentimiento de soledad en esta enfermedad para identificar a las personas que tienen más riesgo de padecerla”. Es fundamental realizar un diagnóstico precoz, ya que no hay ningún tratamiento que pueda curar la enfermedad.

Además, según el Informe Anual sobre el Alzheimer 2011 realizado por Alzheimer’s Disease International (ADI), solo el 25% de los 35 millones de afectados por algún tipo de deterioro cognitivo ha sido diagnosticado y realiza un tratamiento.

FUENTE ORIGINAL: http://www.consumer.es/web/es/salud/psicologia/2013/05/13/216611.php

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Gerenal | Deja un comentario

DEMENTIA FRIENDS

20374298_1393678740670007_8010299519193010582_n

Presentación Oficial del Programa de Dementia Friends Costa Rica. Universidad Latina de Costa Rica. En la fotografía el Dr. Norbel Roman Presidente de ASCADA.

20479488_1393677707336777_6482306026708513737_n

Nuestros primeros graduados en Dementia Friends Costa Rica. Universidad Latina de Costa Rica. Dr Norbel Roman Presidente de ASCADA

20293121_1583811731669134_1256617630007852534_n

Un agradecimiento total para Licda. Priscila Picado de vida estudiantil y a la Universidad Latina de Costa Rica, por haber creído en Alzheimer Dementia UK

20292838_1583991124984528_4988844606094544761_n

Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (ASCADA)/DEMENTIA FRIENDS 2017

Publicado en Cuidadores, DEMENTIA FRIEND, Ex cuidadores, Familiares, Gerenal, Logros, Médicos | Deja un comentario

COMUNICADO OFICIAL ASCADA

20293117_1581663345217306_2799282158276106387_n

Comunicado Oficial

Les comunicamos a través de este medio a todos nuestros amigos, amigas, familiares, cuidadores, excuidadores y pacientes que ya somos oficialmente parte como primer país en Iberoamérica de la Iniciativa mundial Dementia Friends UK. ASCADA a la vanguardia con innovación e investigación en la reducción de la demencia.
Costa Rica ASCADA
Society Alzheimer Dementia

Dr. Norbel Roman
Presidente
ASCADA

20294569_1581663348550639_7838564945961973896_n

Publicado en Cuidadores, Ex cuidadores, Familiares, Gerenal, Logros | 2 comentarios

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DE ASOCIADOS ASCADA

Logo ASCADA

SE CONVOCA A AFILIADOS DE ASOCIACIÓN COSTARRICENSE DE ALZHEIMER Y OTRAS DEMENCIAS ASOCIADAS (ASCADA)

24 de julio, 2017
San José, Costa Rica

La Junta Directiva de la Asociación Costarricense de Alzheimer y Otras Demencias
Asociadas (ASCADA), cédula jurídica 3-002-296134, convoca a Asamblea General
Extraordinaria a celebrarse el día 9 de agosto del 2017 a las dieciocho horas en las
instalaciones del Hotel Ambassador, Paseo Colón para los siguientes asuntos:

1. Retiro sin inscribir de la protocolización del acta número diecisiete de Asamblea
General Ordinaria en relación al domicilio social de ASCADA.

2. Reformar el estatuto tercero del domicilio social de ASCADA.

3. Autorizar a la secretaria de Junta Directiva para que protocolice la presente acta.

Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (ASCADA) 2017

Publicado en Gerenal | 2 comentarios