Los olvidos se subestiman durante la vejez

En el mundo existen 47 millones de personas con un trastorno mental. Se estima que este número aumente a 131 millones para 2050. El alzhéimer representa el 60% de los síndromes demenciales.

olvido-la-accic3b3n-voluntaria-o-no-de-dejar-de-recordar

Palabra Mayor / Asesoría Gerontológica

“Se olvida de más cosas porque es viejo” es una frase de sentido común, pero errónea, ya que desestima los primeros indicios de lo que puede ser una demencia.

“Generalmente las personas no consultan en las primeras etapas de la enfermedad porque creen que es normal que un adulto mayor se olvide de las cosas. Pero en realidad, si una persona tiene un envejecimiento exitoso, solo puede llegar a disminuir la velocidad de sus respuestas, pero conserva sus funciones mentales con normalidad”, explica Hugo Valderrama, especialista argentino en neurogeriatría.

¿Por qué se suele asociar al alzhéimer con la demencia? Esta enfermedad representa el 60% de los síndromes demenciales que afectan las funciones mentales y la conducta. En el caso del alzhéimer, se deterioran las funciones cognitivas, como la ‘memoria episódica’, que almacena lo que uno hace en el día o en el pasado inmediato.

“Si uno le pregunta al paciente qué hizo esta mañana o ayer, no sabe qué responder. Le cuesta guardar información nueva, por lo tanto, deja de aprender. Es como una cinta que se borra hacia atrás: primero se olvidan de los bisnietos, luego de los nietos y finalmente de los hijos”, señala Valderrama.

El mal de Alzheimer tiene diferentes estadios: comienza afectando las funciones mentales, luego la conducta y termina comprometiendo la parte motora (marcha y equilibrio) y la inmunidad (la principal causa de muerte de las personas con demencia es infección, generalmente neumonía).

Muy pocos pacientes consultan por cuenta propia cuando comienzan las primeras señales, que son los cambios en las funciones mentales, como la memoria episódica, el lenguaje, la orientación en tiempo y espacio, la capacidad de planificar o resolver problemas.

Por lo general, los pacientes acuden acompañados por la familia cuando el problema ya es grave porque hay cambios en la conducta: el enfermo puede ponerse ansioso, agresivo, deambular sin sentido, tener alucinaciones o delirios, mostrarse indiferente, apático y sin iniciativa, especifica Valderrama.

Estimular la mente

old-peoples-home-63617_640-300x225El alzhéimer es una enfermedad crónica, progresiva, multifactorial e irreversible, es decir, no se cura, pero se puede disminuir la velocidad con la que avanza.

Si se observan cambios en las funciones mentales, hay que consultar al neurólogo para que dé un diagnóstico. Si se trata de alzhéimer la familia tiene que prepararse para lo que viene porque el paciente pierde autovalidez en las actividades de la vida diaria.

A continuación se propone un tratamiento farmacológico que es limitado y apunta a reducir la velocidad de la enfermedad, y otro que consiste en la estimulación cognitiva y conductual. “Se busca aumentar la reserva cognitiva de esa persona a través de institutos médicos especializados o centros de día, actividades culturales y recreativas. Cuanto más estimuladas estén las neuronas, menos se va a notar la curva de declive”, indica el doctor Valderrama.

¿Se puede hacer algo para prevenir el alzhéimer? A partir de los 75 años, el 20% de las personas tiene esta enfermedad. Luego de los 85 años, afecta a 4 de cada 10. Su impacto está relacionado con la reserva cognitiva de cada uno y con la edad en la que aparece. “Lo ideal es lograr, a lo largo de nuestra vida, un equilibrio entre nuestro desarrollo laboral, intelectual, artístico y las actividades sociales”.

Cuanto más fortalecidas estén estas capacidades, menor va a ser el efecto de la enfermedad. La edad también influye: no es lo mismo que se manifieste en una persona de 70 años, cuando todavía tiene varios años por delante (y por lo tanto la enfermedad puede desarrollarse en todos sus estadios), que en una de 90, aclara el especialista.

“Todas las demencias tienen en común la falta de reconocimiento de la propia enfermedad (anosognosia). Por eso es más difícil para el cuidador ayudar a alguien que no sabe lo que tiene”.

En este sentido, el especialista en neurogeriatría menciona algunas estrategias para quienes deben cuidar a una persona con alzhéimer:

No se debe insistir en explicarles que están enfermos, porque no van a llegar a comprenderlo.

No son conscientes de lo que les pasa o de la severidad de ello.

No hay que enfrentarlos si no se genera una relación de amor-odio porque el cuidador deja de lado su vida para hacerse cargo del paciente y este lo rechaza. Por eso es fundamental no confrontar con el paciente, sino distraerlo y cambiar la conversación hacia temas no conflictivos ni dolorosos.

El cuidado de un paciente con alzhéimer requiere del apoyo de toda la familia. Es una tarea muy difícil de asumir para una sola persona y menos aún si no cuenta con los conocimientos necesarios, advierte Valderrama.

Otro problema es la situación económica del paciente y de su familia, por los costos que representa el cuidado y las medicinas, que son altos. Se estima que cinco personas del entorno familiar de la persona con alzhéimer sufren las consecuencias del mal. (I)

Cifras alarmantes en Informe Mundial 2016  

Hoy en día, 47 millones de personas viven con demencia en todo el mundo, más de la población de España. Se prevé que este número aumente a más de 131 millones para 2050, ya que las poblaciones envejecen cada día más.

La demencia también tiene un gran impacto económico. El costo estimado en el mundo es de $ 818 millones. Y se convertirá en una enfermedad de billones de dólares para 2018. Las cifras son alarmantes y corresponden al Informe Mundial 2016 realizado por Alzheimer’s Disease International.

El reporte advierte que la inmensa mayoría de las personas con demencia no han recibido un diagnóstico y no acceden a atención y tratamiento, incluso cuando se detectó la enfermedad. Los cuidados, señala, son descoordinados y no responden a las necesidades de las personas que viven con demencia.

Entre un 40% y 50% de personas que viven con demencia han recibido un diagnóstico. Hay pocas estimaciones disponibles, aclara Alzheimer’s Disease International. La cobertura de diagnóstico  no supera el 10% en la mayoría de países.

El informe revisa el estado de la asistencia sanitaria para la demencia en el mundo y menciona la necesidad urgente de optimizar la cobertura para las personas que viven con demencia ahora y los que tendrán en el futuro.

Otra recomendación es crear planes nacionales de demencia como primer paso para asegurar que los países estén equipados y permitir a la gente vivir bien con la demencia.

De igual manera se sugiere la adopción de un plan global contra la demencia, liderado por la Organización Mundial de la Salud, que se aplique desde 2017. (I)

frases-olvido-euroresidentes

10 señales de alarma

La Asociación Alzhéimer (www.alz.org) anota las señales de advertencia que podrían indicar la presencia de la enfermedad u otro tipo de demencia en los adultos mayores:

Cambios de memoria. Olvidan información recién aprendida, fechas o eventos importantes. Piden lo mismo repetidamente y dependen de notas para recordar las cosas o de la ayuda de familiares para cumplir tareas.

Dificultad para resolver problemas. Por ejemplo, para seguir una receta de cocina, manejar las cuentas mensuales o concentrarse.

Pueden demorarse más que antes en hacer las mismas cosas.

Dificultad en las tareas habituales. Para llegar a un lugar conocido, recordar las reglas de un juego muy familiar o usar el microondas.

Desorientación. Se olvidan de fechas, estaciones, el paso del tiempo y hasta dónde están y cómo llegaron allí.

Dificultad para comprender imágenes. Problemas para leer, juzgar distancias y determinar color o contraste, lo cual puede causar problemas para conducir un vehículo.

Problemas con el uso de palabras. Para seguir o participar de una conversación pueden repetir mucho lo mismo.

Suelen luchar por encontrar las palabras correctas o llaman a las cosas con un nombre incorrecto (como palito a un lápiz).

Colocar objetos fuera de lugar. Pierden cosas sin poder volver sobre sus pasos para encontrarlas. A veces suelen acusar a los demás de robarles, situación que crea conflictos.

Disminución o falta del buen juicio. Puede ocurrir que regalen grandes cantidades de dinero a las personas que venden productos por teléfono. Pueden prestar menos atención al aseo personal.

 

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/palabra-mayor/17/los-olvidos-se-subestiman-durante-la-vejez
FUENTE: www.eltelegrafo.com.ec

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

FILIAL ASCADA ALAJUELA/CHARLA DE APOYO FAMILIARES Y CUIDADORES-MAYO 2017

logo-filial-alajuela

LES INVITAMOS A LA CHARLA MENSUAL DE APOYO PARA FAMILIARES Y CUIDADORES DE NUESTRA FILIAL EN ALAJUELA/MAYO 2017

 

TEMA: Prevención del síndrome del cuidador
CHARLISTA: Licda. Irina Ramírez
DÍA: Martes 2 de mayo de 2017
HORA: 3:00 pm
LUGAR: Salón Comunal frente a la Iglesia del Carmen, Alajuela
Gratuito.

Les esperamos!
Filial Alajuela ASCADA 2017

Publicado en Charlas de apoyo mensuales, Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

CHARLA DE APOYO PARA FAMILIARES Y CUIDADORES ASCADA/MAYO 2017

Les invitamos a asistir a nuestra próxima charla, el miércoles 3 de mayo, a las 4:00 pm, en el Hotel Ambassador, Paseo Colón.

No hay que reservar y su costo es de 2.000 colones por persona (voluntario)

Les esperamos,

ASCADA 2017

 

anuncio-mayo-ascada

Publicado en Charlas de apoyo mensuales, Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

X CONGRESO IBEROAMERICANO DE ALZHEIMER/REPÚBLICA DOMINICANA 2017

FLYER_X-CongresoIberoAZ2017_ESP2-02

 

FLYER_X-CongresoIberoAZ2017_ESP-01

Publicado en Cuidadores, Familiares, Gerenal, Médicos | Deja un comentario

Semana Santa 2017

Semana Santa 2017
En esta Semana Santa estaremos para servirle los días hábiles, lunes 10 y miércoles 12 de abril.
Que sea una semana de reflexión y unión familiar, sin olvidar a sus seres queridos  adultos mayores y  enfermos!
Dios les bendiga,
ASCADA
Publicado en Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario

Aplicación de AFACO “Yo te cuido”

 

oNWgGYIrLa aplicación de AFACO ‘YoTeCuido’ elegida como la mejor APP para pacientes por la Fundación iSYS Sólo 47 propuestas de las 318 evaluadas recibieron la calificación necesaria para formar parte de la lista que encabeza la herramienta digital desarrollada conjuntamente por AFACO y Lapisoft.

YoTeCuido permite a quienes la descargan resolver dudas sobre el Alzheimer, conocer rutinas y actividades para hacerle frente y obtener direcciones de entidades a las que pueden recurrir.

La aplicación YoTeCuido, desarrollada por la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de A Coruña (AFACO) y Lapisoft para ayudar a los familiares de personas con Alzheimer y a quienes padecen éste u otro tipo de demencia en una fase inicial, ha sido elegida por la Fundación iSYS como la mejor APP para pacientes.

La Fundación iSYS, entidad sin ánimo de lucro para el desarrollo de proyectos de Salud Digital, elabora anualmente un catálogo en el que recoge las mejores aplicaciones creadas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de quienes sufren algún tipo de enfermedad o dolencia. Del total de 318 proyectos presentados este año, únicamente 47 obtuvieron la calificación necesaria para ser incluidos en la lista. De todos ellos, YoTeCuido consiguió la mejor puntuación.

La lista de la Fundación iSYS incluye aplicaciones para todo tipo de pacientes y, así, junto a la herramienta de AFACO y Lapisoft para ayudar a quienes padecen Alzheimer y a sus cuidadores, aparecen APPs relacionadas con los infartos, con la urticaria, con la alimentación o con la diabetes. La popularidad, la confianza que ofrecen y la utilidad son algunos de los criterios que han evaluado los especialistas a la hora de elaborar el ranking.

YoTeCuido, que puede obtenerse forma gratuita desde los teléfonos móviles, nació a finales del pasado mes de septiembre y, actualmente, ya ha superado el millar de descargas. La aplicación, además de contener numerosa información destinada a resolver las dudas de los usuarios sobre el Alzheimer, ofrece rutinas y actividades dirigidas a personas con demencia, una guía con las direcciones de entidades a las que las familias pueden recurrir en busca de ayuda o asesoramiento y un diccionario de términos.

La información recogida en la aplicación está basada en el libro AFACO responde: todo lo que los cuidadores familiares necesitan saber sobre la demencia, así como en el Manual de formación especializada en demencias para coidadores non profesionáis, editado por la Federación Alzheimer Galicia. El desarrollo informático corresponde a la empresa coruñesa Lapisoft.

INGRESE A SU PÁGINA http://www.afaco.es

ESTOS SON LOS ENLACES:
https://itunes.apple.com/br/app/yotecuido-alzheimer/id1163736386?mt=8

Texto AFACO  (Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de A Coruña)
Publicado en Gerenal | Deja un comentario

Síntomas alzheimer: lo que sucede desde el inicio hasta el final

 

Hoy os traemos los puntos más destacados que describió el profesor Reisberg. también mencionamos que una descripción del año 1999 del profesor de la Universidad de New York Barry Reisberg, quizás el mejor intento hasta el momento de describir detalladamente las manifestaciones clínicas de la enfermedad de Alzheimer.

 

fases de alzheimer.jpg

¿QUÉ SUCEDE EN LAS DISTINTAS FASES DE LA ENFERMEDAD DEL ALZHEIMER, DE PRINCIPIO A FIN?

FASE 1: NORMAL

A cualquier edad las personas pueden potencialmente estar libres de síntomas objetivos o subjetivos de deterioro cognitivo y funcional. También libres de los cambios de humor y conductuales que se asocian a ese deterioro. Llamamos a estas personas mentalmente sanas, y estarían en la etapa 1, o normal.

FASE 2: OLVIDOS BENIGNOS ASOCIADOS A LA EDAD.

La mitad o más de la población de personas mayores de 65 años experimenta quejas subjetivas de dificultades cognitivas y / o funcionales. Las personas mayores con estos síntomas creen que ya no pueden recordar nombres tan bien como lo hacían 5 o 10 años antes. Frecuentemente, también tienen la convicción de que ya no pueden recordar dónde colocaron las cosas tan bien como antes. También es común que experimenten subjetivamente dificultades en la concentración y para encontrar la palabra correcta cuando se habla.

Varios términos se han sugerido para esta condición, pero olvidos benignos asociados a la edad es probablemente la terminología más satisfactoria. Estos síntomas que, por definición, no resultan notables para las personas cercanas al mayor, resultan generalmente benignos. Sin embargo, existe cierta evidencia reciente de que las personas con estos síntomas declinan a un ritmo mayor que las personas de edades similares y sanas, que están libres de quejas subjetivas de problemas de memoria.

FASE 3: DETERIORO COGNITIVO LEVE (DCL)

La persona en esta etapa manifiesta déficits sutiles, pero que son notados por las personas cercanas a él/ella. Esos déficits pueden manifestarse de diversas formas, por ejemplo: la persona con deterioro cognitivo leve (DCL) puede repetir preguntas una y otra vez.

La capacidad de desarrollar las funciones ejecutivas también se ve comprometida; es habitual que las personas que aún trabajan experimenten un declive en el rendimiento. Para aquellos que deben desarrollar nuevas habilidades en el trabajo, la incapacidad para esto puede ser evidente, por ejemplo, una persona con DCL puede ser incapaz de aprender a manejar un nuevo programa de ordenador.

En aquellos que ya no trabajan, pero participan activamente en eventos sociales, como planificar cenas, pueden manifestar declives en la capacidad de organizar esas actividades. Otras personas con DCL pueden tener dificultades para concentrarse. Todos estos déficits terminan provocando en la persona una gran ansiedad que resulta evidente.

El pronóstico para estas personas es variable. Una proporción importante de ellas no deteriorará, incluso cuando se les sigue a lo largo de muchos años. Sin embargo, en una mayoría de las personas con síntomas de alzhéimer fase 3 se producirá un declive evidente y en un intervalo de 2 a 4 años se manifiestan claros síntomas iniciales de demencia.

En las personas que no realizan tareas profesionales o sociales complejas, los síntomas iniciales del alzhéimer pueden no ser evidentes a sus familiares o amigos. Incluso cuando los síntomas sí son evidentes, lo común es que la persona vaya al médico a mitad o al final de esta fase. Como consecuencia, aunque la progresión hacia la otra etapa del alzhéimer en los sujetos con DCL ocurre de 2 a 4 años, la verdadera duración de esta fase cuando es un precursor de la demencia que después se hace evidente, es probablemente de aproximadamente 7 años.

El manejo de esta etapa incluye el asesoramiento en cuanto a la conveniencia de continuar en un rol ocupacional complejo y demandante. A veces, una “retirada estratégica” en forma de retiro, puede aliviar el estrés psicológico y reducir la ansiedad subjetiva.

 

FASE 4: ENFERMEDAD DE ALZHEIMER LEVE

El diagnóstico de enfermedad de Alzheimer se puede hacer con considerable precisión en esta etapa. El déficit funcional más común en los pacientes es la capacidad limitada fotorcreatedpara realizar las actividades instrumentales (complejas) de la vida diaria. Por ejemplo, se produce un declive de la habilidad para manejar las finanzas, para preparar cenas para invitados, para sí mismo o para la familia. Es común que la pareja del enfermo tenga que supervisar las cosas que hace. La duración media de esta etapa es dos años.

Los síntomas alzhéimer en esta etapa se hacen evidentes. La persona puede ser incapaz de recordar acontecimientos importantes, como una fiesta reciente o la visita de un familiar hace poco tiempo. Del mismo modo, se pueden producir errores manifiestos en recordar el día de la semana, mes o estación del año. Sin embargo, la persona en esta fase de la enfermedad de Alzheimer puede aún ser capaz de recordar su dirección, las condiciones del clima en el exterior o informaciones actuales muy importantes, como el nombre del presidente del estado.

A pesar del deterioro cognitivo, las personas con estos síntomas de alzhéimer pueden aún sobrevivir de manera independiente en la comunidad, aunque manifieste dificultades para hacer la compra, preparar la comida o pedir de menú en un restaurante (es clásico el ejemplo de pasarle la carta el esposo con un “tú pide”).

El estado afectivo predominante en esta etapa es lo que se llama aplanamiento afectivo; el enfermo parece menos emocionalmente sensible que antes. Esta falta de capacidad de respuesta emocional está, probablemente, íntimamente relacionada con la negación de su déficit, que es notable en esta fase.

Aunque el paciente es consciente de sus déficits, esta toma de conciencia de la disminución de su capacidad intelectual es muy dolorosa para la mayoría de las personas y, por lo tanto, el mecanismo de defensa psicológico conocido como negación — el paciente busca ocultar su deterioro, incluso de sí mismo cuando sea posible— se activa. En este contexto, el aplanamiento afectivo se debe a que el paciente tiene miedo de revelar sus déficits. En consecuencia, el paciente se limita de participar en actividades tales como las conversaciones.

En ausencia de complicaciones médicas, el diagnóstico de enfermedad de Alzheimer se puede hacer con considerable certeza desde el principio de esta etapa.

FASE 5: ALZHÉIMER MODERADO

En esta etapa los déficits son suficientes como para necesitar ayuda para sobrevivir en la comunidad. El cambio funcional característico es el deterioro incipiente en la realización de las tareas básicas de la vida diaria (ABVD)Esto se hace evidente en las dificultades para escoger la ropa adecuada según las condiciones del tiempo y las circunstancias diarias; algunos pacientes comienzan a vestir la misma ropa día tras día a menos que les recordemos que necesitan cambiarla. La pareja u otro cuidador generalmente tienen que comenzar a aconsejar sobre la ropa más adecuada. La duración media de esta etapa es de 1,5 años.

Los pacientes ya no pueden valerse por sí mismos; si viven muy solos van a necesitar alguien que los asista en la elaboración de comidas y asegurándose de realizar otras funciones, como pagar la renta y mantener al día las finanzas. Aquellos que no tengan a alguien supervisándolos pueden ser víctimas de estafas. Una reacción común en las personas en esta etapa que no están recibiendo un apoyo adecuado son alteraciones del comportamiento como ira y desconfianza.

Cognitivamente, las personas en esta fase con frecuencia no pueden recordar grandes eventos y aspectos de su vida actual como el nombre del presidente, las condiciones del tiempo o su dirección actual. Es característico de los síntomas alzhéimer que algunos de estos aspectos se recuerden, pero no otros, o incluso, recordarlos en un momento y al otro no.

La memoria remota también va sufriendo deterioro; por ejemplo, no pueden recordar el nombre de una escuela a la que fueron hace años. La orientación puede estar comprometida siéndole imposible recordar el año que transcurre. El deterioro del cálculo es de tal magnitud que una persona con alto nivel educativo tiene dificultades para contar hacia atrás desde 20 a cero restando 2 ( 20, 18, 16).

FASE 6: ENFERMEDAD DE ALZHEIMER MODERADAMENTE GRAVE.

En esta fase la capacidad para realizar actividades básicas de la vida diaria se ve comprometida. Funcionalmente se pueden identificar 5 subetapas:

  1. Los pacientes, además de haber perdido la capacidad de elegir su ropa sin ayuda, comienzan a necesitar asistencia para ponerse la ropa correctamente. A menos que tengan ayuda, los enfermos se pueden poner la ropa al revés, tener problemas para poner el brazo en la manga adecuada, o vestirse en el orden incorrecto. La duración total de esta fase, es decir de la 6.a a la 6.e, es aproximadamente de 2,5 años.
  2. Los enfermos pierden la habilidad de bañarse independientemente. De forma característica el déficit más común en el baño es la dificultad para ajustar la temperatura del agua. Al principio, el cuidador puede ajustar la temperatura del agua del baño y la persona bañarse independiente. En esta subetapa comienzan también a tener problemas para cepillarse los dientes de forma autónoma.
  3. Los enfermos pierden la capacidad de desenvolverse en el baño.
  4. Aparece la incontinencia urinaria.
  5. Se produce la incontinencia fecal. La incontinencia se puede controlar al inicio llevando al baño frecuentemente al enfermo, después otras estrategias deben ejecutarse, por ejemplo, usar ropa de cama adecuada a las nuevas circunstancias.

En esta sexta etapa los síntomas cognitivos del alzhéimer son tan severos que la persona no sabe cuál es su dirección actual o reconocer las condiciones climáticas. El enfermo puede confundir a su esposa con su madre, o simplemente no identificar a miembros cercanos de la familia. En alguna ocasión, tal vez recuerde cosas básicas como el nombre de sus padres o su ocupación, el país en que nació y conocimiento de su propio nombre. En esta fase ya no es capaz de contar del 10 al cero de uno en uno. Al final de esta fase del alzhéimer el lenguaje se empieza a deteriorar abiertamente.

Los cambios emocionales se hacen más evidentes, estos tienen una base neuroquímica a la vez que son una reacción psicológica del paciente a sus circunstancias. Por ejemplo, debido al deterioro, el enfermo ya no puede canalizar su energía en actividades productivas y como consecuencia los pacientes comienzan a sentirse inquietos, a deambular, mover objetos y a realizar otras actividades que no tienen un fin apropiado. Debido al miedo y la frustración, el enfermo puede tener conductas violentas.

Al final de esta etapa el paciente es doblemente incontinente, necesita ayuda para vestirse y bañarse, comienza a tartamudear y la expresión verbal es cada vez más limitada.

ejercicios-alzheimer

FASE 7: ENFERMEDAD DE ALZHEIMER SEVERA.

En esta séptima etapa se pueden identificar 6 subetapas funcionales:

  1. El lenguaje se ha vuelto tan limitado que el enfermo solo es capaz de pronunciar media docena de palabras inteligibles en el curso de un contacto intensivo.
  2. El lenguaje se ve cada vez más limitado pronunciando solo una palabra.

Después de la pérdida del lenguaje, la capacidad de caminar se pierde invariablemente. Aunque las habilidades ambulatorias se ven comprometidas incluso desde el final de la sexta etapa y en el inicio de la séptima, esto puede evitarse por algún tiempo si el enfermo cuenta con un excelente cuidado, posponiendo el inicio de la perdida de las habilidades ambulatorias por algunos años. Sin embargo, bajo circunstancias ordinarias, la subetapa 1 tiene una duración aproximada de un año y la subetapa 2 de 1,5 años.

3. Dura aproximadamente un año , el enfermo ya no solo no puede caminar, sino que es incapaz de sentarse de forma independiente. En este punto de la evolución de los síntomas alzhéimer, el enfermo puede caerse de la silla a menos que esté apoyado en el brazo de la misma.

4. Si el enfermo sobrevive, pierde la habilidad de sonreír, en esta subetapa solo se observan muecas faciales. Tiene una duración media de 1,5 años.

5. El enfermo pierde la capacidad de sostener la cabeza, está completamente inmóvil y requiere apoyo para sentarse sin caer. Es común que la persona fallezca en esta etapa, aunque con un cuidado óptimo puede durar dos años.

En la séptima fase, los cambios físicos y neurológicos son más que evidentes, uno de ellos es la rigidez física que se puede notar al examinar la amplitud de movimientos de las principales articulaciones, como el codo. Esto puede ser el precursor de deformaciones físicas en forma de contracturas que impiden el rango de movimiento activo y pasivo de las articulaciones. Al inicio de la 7 etapa aproximadamente el 40% de los pacientes manifiesta esas deformidades, al final de esa fase el 95% de los enfermos las presenta.

Es importante que durante todo el proceso acuda a un fisioterapeuta. Desde Serdomas, le ofrecemos la posibilidad de que el fisioterapia acuda a su propio domicilio, facilitando así la comodidad de la familia, así como evita la desorientación del enfermo que padece Alzheimer

Los cambios en los reflejos neurológicos también son evidentes, es particularmente notable la aparición de los llamados reflejos infantiles o primitivos, que están presentes en el bebé y que desaparecen a medida que desarrollan.

Estos reflejos, como el de prensión, de succión o el plantar de extensión, comienzan a aparecer nuevamente al final de la sexta fase del alzhéimer y se hacen evidentes en la séptima fase. Debido al mayor tamaño y fuerza del enfermo de alzhéimer en comparación con un bebé, los reflejos primitivos pueden resultar más conflictivos e influir en el cuidado que recibe el enfermo.

En esta séptima fase alzhéimer habitualmente el enfermo fallece. La causa de muerte más frecuente es la neumonía, también es habitual que el enfermo muera a causa de la infección provocada por úlceras de presión. De forma general se considera que los enfermos en esta etapa son más vulnerables a morir de las causas de muerte frecuentes entre los adultos mayores, como accidentes cerebrovasculares o cáncer. En algunos casos no se identifica otra causa de muerte que no sea la enfermedad de Alzheimer.

 

FUENTE: https://www.serdomas.es/sintomas-alzheimer-lo-sucede-desde-inicio-final/#.WN6WausX01K

Publicado en Articulos en medios de comunicación, Cuidadores, Familiares, Gerenal | Deja un comentario