El dolor y la pérdida cuando el Alzheimer progresa

por Redacción Qmayor

images

Es común que los cuidadores tengan sentimientos de pérdida y dolor mientras su vida cambia por atender a los familiares con Alzheimer y lo que debe saber es que tiene derecho a estas emociones y puede comenzar a experimentarlas tan pronto como usted conozca el diagnóstico. Comparta sus sentimientos y busque apoyo mientras pasa por este trance.

Sentimientos de dolor

Es normal sentirse culpable, abandonado y enfadado.

El Alzheimer poco a poco se lleva a la persona que usted conoce, atiende o quiere. Sino los tres a la vez. Puede experimentar las diferentes fases de duelo: negación, ira, culpa, tristeza y aceptación. Las etapas de la pena no ocurren ordenadamente. Dando pasos adelante y hacia atrás, sin explicación.

Desde que la psicología se dedica a estos temas ha observado que las experiencias son comunes en el proceso de duelo e incluyen los siguientes sentimientos:

NEGACIÓN

Esperando que la persona no esté enferma
Esperando que la persona mejore
Convenciéndose de que la persona no ha cambiado
Intentando normalizar los comportamientos problemáticos

ENFADO

Estar frustrado con la persona
Los cuidados desgastan y la involucración en los mismos, no siempre es la deseable.
Sentirse abandonado y resentido

CULPA

Preguntándose si usted hizo algo para haber causado la enfermedad
Lamentando sus acciones después del diagnóstico
Sentirse mal cuando tomas descanso
Sentir que has fracasado (por ejemplo, cuando no puedes cuidar a tu ser querido en casa)
Tener pensamientos negativos sobre la persona o incluso, desearle la muerte
Lamentando cosas sobre su relación antes del diagnóstico
Tener expectativas poco realistas de sí mismo, con pensamientos como: “Debería haberlo hecho …” “Debo hacer todo por él o ella”, o “Debo visitarlo todos los días”

“Como cuidador, debes saber que no estás solo. Es bueno que delegues o confíes en otros familiares o los cuidados (puntuales) en recursos públicos (si existe,¡claro!)”

TRISTEZA

Sentir desesperación o depresión
Retirarse de las actividades sociales que antes disfrutaba
No autorizar sus emociones

ACEPTACIÓN

Llegar a un pacto con el diagnóstico y con la realidad de que su vida cotidiana eventualmente cambiará para siempre
Encontrar significado personal en el cuidado de alguien que está enfermo (y desgraciadamente terminal)
Encontrar placer por estar con la persona en el momento presente
Ver cómo el proceso de duelo afecta su vida
Apreciando el crecimiento personal que viene de la pérdida que sobreviene
Enfrente sus sentimientos.

Piense en todos sus sentimientos, tanto positivos como negativos. Déjate estar tan triste como quieras. Trabaje a través de su ira y frustración. Estas son emociones saludables. Sepa que es común sentir emociones conflictivas. Está bien sentir amor y enojo al mismo tiempo.

Foto: LC Psicologos

Foto: LC Psicologos

Prepárese a experimentar sentimientos de pérdida más de una vez.

A medida que avanza la demencia, es común pasar por sentimientos de dolor y pérdida de nuevo. Acepte y reconozca sus sentimientos. Son una parte normal del proceso de duelo.

Reclame el proceso de duelo como suyo.

No hay dos personas que experimentan el dolor de la misma manera. El dolor golpea a diferentes personas en diferentes momentos; Algunas personas necesitan más tiempo para afligirse (incluso perdonarse) que otras. Su experiencia dependerá de la gravedad y duración de la enfermedad de la persona, de su propia historia de pérdida y de la naturaleza de su relación con la persona que tiene Alzheimer.

Todo el mundo se aflige de manera diferente y a su propio ritmo. Si su dolor es tan intenso que su bienestar está en riesgo, pida ayuda de su médico o un psicólogo. Las Asociaciones son una buena herramienta para compartir los sentimientos, conocer otros casos y superar el duelo.

Hable con alguien.

Hable con alguien de su confianza acerca de su dolor, culpa e ira. Si usted decide reunirse con un terapeuta especialista en duelo, le decimos que en los encuentros sucesivos empezará a sentirse cómodo y a notar los avances.

Combatir los sentimientos de aislamiento y soledad.

Los cuidadores a menudo renuncian a actividades agradables. Haga una comida o una cita con sus amigos. Tomando un descanso puede ayudarle a aliviar el estrés y el dolor, y fortalecer su red de apoyo. Manténgase involucrado en actividades que usted disfrute.

Únase a un grupo de apoyo.

Cuando hable con otros cuidadores, comparta sus emociones. Llorar y reír. Juntos. No limite las conversaciones o consejos a la hora del cuidar. Existen grupos de apoyo en asociaciones de Alzheimer en cualquier pa´si.

Sepa que algunas personas pueden no entender su pena.

La mayoría de la gente piensa que el duelo sucede cuando alguien muere. Es posible que no sepan que es posible lamentar profundamente a alguien que tiene una enfermedad cognitiva progresiva.

Acéptese a si mismo.

Piensa en lo que esperas de ti mismo. ¿Es realista? Aprenda a aceptar las cosas que están fuera de su control y tome decisiones responsables sobre las cosas que sí puede controlar.

FUENTE ORIGINAL: http://www.qmayor.com/psicologia/el-dolor-y-la-perdida-cuando-el-alzheimer-progresa/

Anuncios

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Articulos en medios de comunicación, Cuidadores, Duelo de cuidadores, Familiares, Gerenal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s