¿Una cucharadita de saliva para diagnosticar el alzhéimer?

 

Avanza la ciencia hacia el tan ansiado objetivo de usar la saliva para diagnosticar el alzhéimer. Una empresa canadiense está dando pasos sólidos en ese sentido.

 

diagnostico-de-alzheimer-saliva

Al inicio de crear nuestro blog tuvimos la suerte de entrevistar a Javier Burgos, el director general de Neuron Bio, una de las compañías biotecnológicas que más está innovando en España actualmente. En ese momento Burgos nos comentaba que el diagnóstico del alzhéimer, al que estaban aspirando la mayoría de las compañías, pasaba por el análisis de líquidos periféricos; sangre o saliva.

Los análisis de sangre para detectar el alzhéimer, o para ser exactos, para determinar un riesgo de alzhéimer—que no es ni mucho menos lo mismo— van bastante adelantados. La propia Neuron Bio ya tiene uno en el mercado.

El análisis de la saliva sigue siendo una vía tentadora, prometedora incluso, pero sin los logros de su homólogo. Eso parece que va a cambiar si hacemos caso de los resultados que ha publicado en la revista Journal of Alzheimer’s disease una empresa con sede en Canadá, Aurin Biotech.

¿QUÉ SE ENCUENTRA EN LA SALIVA?

Lo que los investigadores miden en la saliva son los niveles de la proteína beta amiloide. Un repaso rápido: esta proteína se acumula de forma anormal en el cerebro de los enfermos de alzhéimer y se considera que puede estar causando la enfermedad, al menos en parte.

Pues bien, según sugiere este estudio, todos tenemos una producción estable de beta amiloide durante toda la vida; no obstante edad o género. Esto cambia si somos de los desafortunados que terminaremos desarrollando alzhéimer. Como seguro imaginan, la clave está en descubrir cuáles son los niveles normales de beta amiloide y qué parámetros indicarían que el alzhéimer puede estar en nuestro futuro.

¿Y A QUÉ CONCLUSIONES LLEGARON?

En el estudio se analizaron muestras de saliva de 25 personas con un amplio rango de edad. La media de beta amiloide en la saliva de las personas sanas fue de 23.34 picogramos por ml. Sin embargo, en seis personas con alzhéimer esos niveles se disparaban y oscilaban entre los 41.58 a los 75.20 picogramos por ml.

En una persona de 51 años que aún no tenía los síntomas del alzhéimer pero sí los cambios cerebrales que le anteceden, el nivel de beta amiloide en la saliva era de 60.90 por ml. En otros casos con un historial familiar de la enfermedad, los niveles de la proteína superaban los 47 picogramos. Estos datos parecen satisfacer enormemente al CEO de la compañía, el Dr. Pat McGeer quien, entrevistado por NewsMax, dijo:

Creemos que una cucharadita de saliva puede predecir las posibilidades de un individuo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

 

FUENTE: http://www.2ti.es/2016/11/saliva-diagnosticar-alzheimer/

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Cuidadores, Familiares, Gerenal, Médicos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s