Otros tipos de demencia: la demencia frontotemporal

metro_dementia_alzheimer_480x320

La demencia frontotemporal (FTD) es una enfermedad causada por la degeneración del lóbulo frontal del cerebro que también puede extenderse al lóbulo temporal. Ambas regiones están involucradas en regular nuestra conducta (región frontal) y nuestras capacidades lingüísticas (región temporal). Se trata de la segunda causa más común de demencia temprana tras la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué la provoca?

Lo cierto es que a día de hoy aún se desconoce la causa exacta que provoca la demencia frontotemporal. Sin embargo, parece que hay algunos factores como la heredabilidad (algunos estudios sugieren que alrededor del 40% de las personas con esta enfermedad tienen una historia familiar con otros casos de FTD) y ciertas alteraciones en las estructuras de genes que se asocian con este trastorno cerebral progresivo.

Por otra parte, en la actualidad sabemos que existen cambios estructurales en proteínas cuya función normal es vital para el mantenimiento de un tejido cerebral sano. Son proteínas como la tau, responsable del mantenimiento del esqueleto de las neuronas, la proteína TDP43, reguladora de la expresión de genes o la progranulina, con implicaciones en el crecimiento celular. Parece ser que la afectación de estas proteínas puede generar, a su vez, la acumulación de otras proteínas celulares defectuosas que llevan a la degeneración neuronal.

¿Qué síntomas presenta?

Los primeros síntomas de demencia frontotemporal incluyen cambios de humor o cambios en la personalidad, depresión, dificultades de lenguaje o cambios en el patrón de comportamiento. Entre estos últimos se encuentran la realización de acciones inapropiadas, la falta de juicio, la disminución de la higiene personal, la falta de conciencia acerca de estos cambios de comportamiento y la apatía.

A grandes rasgos, podemos dividir los síntomas en dos grandes grupos: los conductuales, que incluyen apatía, agresividad y desinhibición, y aquellos relacionados con el deterioro de las funciones ejecutivas, que implican a las habilidades cognitivas para planificar y organizar acciones. De esta forma, no es poco habitual que las personas que sufren demencia frontotemporal lleguen a mostrarse incapaces de desarrollar acciones que requieran de una secuenciación más o menos compleja.

Las habilidades lingüísticas, por su parte, pueden verse afectadas de diversas formas. Si bien hay algunas personas que logran conservar la capacidad de comunicarse de una forma correcta, pero que sin embargo pueden presentar problemas a la hora de comprender las palabras, hay otras que, por el contrario, no son capaces de articular un discurso coherente pero que pueden comprender las palabras.

¿Cómo se diagnostica la demencia frontotemporal?

Básicamente el diagnóstico se lleva a cabo con una revisión exhaustiva de los síntomas y con algunas pruebas de imagen como la resonancia magnética y la tomografía computarizada, además de una exploración neuropsicológica.

Los estudios llevados a cabo mediante resonancia magnética suelen revelar la existencia de una atrofia de los lóbulos frontal y/o anterior, aunque también es posible que en las primeras fases de la enfermedad los resultados de esta prueba puedan ser normales.

¿Cómo se trata?

La realidad es que a día de hoy no existe un tratamiento que permita curar la demencia frontotemporal. Sin embargo, existen alternativas tanto farmacológicas como no farmacológicas que permiten aliviar algunos síntomas y mejoran la calidad de vida de la persona. Por ejemplo, resulta habitual que el médico recete algunos fármacos para el tratamiento de los síntomas conductuales (ISRSs para la depresión, neurolépticos atípicos para la agresividad, etc.).

En cualquier caso, el tratamiento es siempre individualizado y depende de la evolución clínica de cada persona.

Fuente: personasque.es

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s