Consejos para el cuidador de un enfermo de Alzheimer

DECALOGO ALZHEIMER

El Alzheimer es una enfermedad que no solo afecta al paciente que la padece, sino que también altera la vida de los familiares que le cuidan. No es fácil  aceptar que tu ser querido ya no te reconoce o que ya no podrá disfrutar de sus nietos. Los cuidados que necesita implican muchas horas y mucho desgaste físico y emocional; y tu vida social se va deteriorando poco a poco.

Nada de lo que podamos redactar en este artículo hará que sea menos doloroso, pero queremos ofrecerte algunos consejos para que la situación sea algo más llevadera:

Infórmate. La enfermedad pasa por distintas fases que es mejor conocer con antelación. Así podrás aprender la mejor forma de manejar las futuras situaciones.

Busca apoyo en familiares, amigos y asociaciones especializadas, no intentes hacerlo todo solo.

Cuídate. Aprende higiene postural para manejar a tu familiar sin hacerte daño. Realiza ejercicio físico y estiramientos a diario; y acude a tu fisioterapeuta si es necesario. Puede servirte de ayuda nuestra sección de Escuela de la Espada.

Intenta no sentirte frustrado por los comportamientos extraños de tu familiar, se deben a la enfermedad, no tienen nada que ver con él.

Planifica cuanto antes los aspectos legales. Consulta a tu abogado y cierra los asuntos que requerirán tu atención en el futuro. Así evitarás tener que preocuparte llegado el momento.

¿Pero a dónde puedo acudir?

Por un lado están los centros de día, que son instituciones que se ocupan del enfermo por la mañana, mientras tú puedes disponer de algunas horas libres para tus propios asuntos. Mientras tanto, tu familiar será estimulado por profesionales con juegos, charlas, gimnasia… Son centros muy útiles para los primeros estadíos, cuando tu ser querido aún comprende y puede realizar tareas sencillas. Se distraerá durante un rato y se sentirá útil.

Por otro lado están las asociaciones, que prestan servicios que pueden ser de gran utilidad. Busca la más cercana a tu lugar de residencia y déjate ayudar. Generalmente ofrecen:

  1. Servicio de ayuda a domicilio.
  2. Terapia de grupos familiares.
  3. Cursos de formación.
  4. Asesoramiento jurídico.
  5. Talleres de estimulación para enfermos.
  6. Talleres de manualidades para familiares.
  7. Servicio de información y orientación.
  8. Asistencia social.
  9. Unidad de memoria.
  10. Programa de voluntariado.

No pasa nada pedir ayuda, sino todo lo contrario. Conocer a otras personas que estén pasando por tu misma situación puede ser muy  positivo; y por supuesto dejarte asesorar por profesionales, no solo con respecto a tu familiar, si no sobre ti mismo. Tu propia salud física, psicológica y social es muy importante y no debes descuidarla.Por eso:

Reserva algo de tiempo para ti. Reúnete con tus amigos o familiares, realiza alguna actividad que te guste.

Y sobretodo… No te sientas culpable. Ya estás haciendo todo lo que puedes y no pasa nada por pensar un poco en ti, mereces eso y mucho más. Además, tu ser querido necesitará que te encuentres en condiciones óptimas para poder ofrecerle los mejores cuidados.

Fuente: saludyejercicio.net

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Articulos en medios de comunicación, Familiares, Gerenal y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s