El ejercicio ayuda a prevenir y mejorar el deterioro cognitivo leve

El ejercicio ayuda a prevenir y mejorar el deterioro cognitivo leve

Las personas de mediana edad que realizan algun tipo de actividad física moderada muestran un menor riesgo de padecer deterioro cognitivo leve. Además, los resultados de un artículo publicado en la revista Archives of Neurology muestran que seis meses de ejercicio aeróbico de alta intensidad mejoran la función cognitiva en personas que sufren de deterioro cognitivo leve.

En el estudio participaron 1.324 voluntarios que completaron un cuestionario sobre el ejercicio físico y fueron evaluados posteriormente.  Los que hacían ejercicio moderado (como nadar, caminar, yoga, o entrenamiento de fuerza) presentaban una probabilidad de sufrir de deterioro cognitivo leve un 39% menor.

Los investigadores proponen que el ejercicio podría proteger del deterioro cognitivo leve a través de la producción de compuestos que protegen los nervios, un mayor flujo de sangre al cerebro, un mejor desarrollo y supervivencia de las neuronas, y un menor riesgo de enfermedades cardiacas y de los vasos sanguíneos.

[Arch Neurol 2010]
Geda YE, Roberts RO, Knopman DS, Christianson TJH, Pankratz VS, Ivnik RJ, et al.
Determinadas vitaminas y ácidos grasos omega-3, asociados con una mejor función cognitiva

Las personas con niveles elevados de vitaminas B, C, D y E y de ácidos grasos omega-3 en la sangre rinden más en pruebas de función ejecutiva y atención, tienen mejores habilidades visuoespaciales y muestran una mejor función cognitiva global. También tienden a poseer un mayor volumen cerebral, según un estudio publicado en la revista Neurology.

Se midieron los niveles de más de 30 nutrientes en la sangre a 104 personas con una edad media de 87 ± 10 años (62% mujeres). Globalmente eran personas con un buen nivel educacional, no fumadoras, sin problemas de memoria y sin enfermedades crónicas. También se realizaron pruebas de resonancia magnética a 42 de los participantes para medir su volumen cerebral. Los investigadores hallaron que varios nutrientes pueden afectar distintos aspectos del pensamiento. También concluyeron que personas con altos niveles de grasas trans obtuvieron peores resultados en pruebas del pensamiento y presentaban un menor volumen cerebral.

FUENTE:

[Neurology 2011]
Bowman GL, Silbert LC, Howieson D, Dodge HH, Traber MG, Frei B, et al.
Anuncios

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Familiares, Gerenal, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s