El Alzheimer como epidemia mundial

Jenny Mora Jenny Mora. Psicogerontóloga, presidenta Asociación Costarricense de Alzheimer ascada.alzcr@gmail.com 07:40 p.m. 07/11/2010

Lic. Jenny Mora, Sicogerontóloga y Presidenta de ASCADA

En Costa Rica siempre nos hemos preocupado por la prevención de las epidemias. Ante la pandemia del AH1N1, el país no escatimó en esfuerzos económicos y de comunicación para minimizar su impacto. Igualmente se procedió con el dengue y se trabaja en la lucha contra el cáncer de mama, etc. En estos casos, la concientización de cada persona y su colaboración al hacerse responsable de su salud ha jugado un rol esencial.

Sin la intención de pecar de amarillismo, es muy importante insistir en que organismos internacionales y nacionales, (Estados Unidos, España e Inglaterra y otros países), se han dedicado a ver una futura epidemia, que a pesar de que atemoriza a la población no ha recibido en nuestro país la atención suficiente: la enfermedad de Alzheimer.

Esta enfermedad afecta actualmente a una de cada diez personas de más de 65 años y a casi la mitad de las mayores de 85 años. En Costa Rica, en el año 2009 había 420.775 personas mayores de 60 años, esto significaría que, como mínimo, 40.000 personas padecen actualmente de este tipo de demencia, la mayoría sin ser diagnosticadas. Sin embargo, cuando se habla de estas cifras en Costa Rica, la mayoría piensa que se está exagerando. ¿Qué tenemos nosotros los ticos de especial que nos hace más saludables al resto del mundo, y en especial del mundo desarrollado?

Las cifras que se proyectan para un futuro más inmediato de lo que imaginamos, son más alarmantes y serias de lo que nos imaginamos.

Prevención. El diseño de estrategias y puesta en marcha de acciones urgentes es esencial. La herramienta primaria para un eficaz y eficiente combate de este problema es la capacidad de previsión. Lo que se haga depende de nuestra responsabilidad como posible afectada y familiar de los posibles afectados.

Se debe instaurar un plan nacional contra el alzhéimer, que surja del trabajo conjunto de científicos en el área de salud, sanitaristas, gobernantes, educadores, padres de familia, en fin, todos. Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad en sus manos, porque para esta enfermedad todavía no hay vacuna ni hay cura, pero sí hay posibles formas de prevenirla o al menos de retrasar su aparición.

Cada uno debe asumir su rol personal y preguntarse antes de acostarse: ¿qué hice hoy por mi cerebro? Esto podría hacer la diferencia.

Lo triste es que la mayoría se queja, pero no hace nada. Si usted trabaja en su hogar, pregúntese: ¿leí algo, traté de memorizar algo, qué aprendí hoy de nuevo, traté de cambiar mi forma de hacer las cosas y mejorar mentalmente? Si está ayudando a su hijo a hacer las tareas y estudiar para los exámenes, participe activamente. No tome el cuaderno para tomarle la materia al niño, memorícela usted también. De esta forma, transformará los estudios con sus hijos en una forma divertida de departir con ellos, a la vez que ejercita la memoria, y aumentar la capacidad de atención y de observación tanto de sus hijos como la suya propia.

Romper la rutina. Si su trabajo es de oficina, ejecutivo, con mucho estrés o muy rutinario rompa con esa cotidianidad y haga cosas diferentes todos los días. Así, al llegar a su casa siéntese con su familia y converse, pero no hable del trabajo o del comportamiento de los niños, sino que diviértase con ellos. Existen tantos juegos de mesa que podrían unir a la familia y definitivamente lo van a sacar de su rutina. No se aísle en la televisión, haga cosas diferentes.

El cansancio físico y mental se puede aliviar haciendo cosas agradables, como escuchar música y tratar de memorizar la canción. Si le gusta la pintura, pinte. Si le gusta las manualidades creativas, hágalas.

La creatividad es un excelente recurso para mejorar la capacidad cognitiva (capacidad mental) de cualquier persona.

Todos podemos hacer el cambio de forma divertida ya sea individualmente, o en unión de la familia. La lucha contra las demencias empieza desde la escuela; es barata y la tiene a su alcance.

Fuente: Periódico La Nación, Costa Rica.

ASCADA

Anuncios

Acerca de ascadacr

Organización sin fines de lucro, en pro de familiares y cuidadores de pacientes con Alzheimer y enfermedades afines.
Esta entrada fue publicada en Familiares, Gerenal, Médicos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s